Juan Pablo Mazzini
22/02/2010 13:10

Las películas sobre el fin del mundo de las últimas dos décadas pueden, básicamente, agruparse en dos tendencias: las Religiosas directo a DVD, en las que los pobres mortales se salvan rezando; o las mega producciones hollywoodenses, que se podrían encuadrar dentro de una relectura del Cine Catástrofe.

3 días

(2008)

Tales son los ejemplos de Armagedón (Armageddon, 1998), El Día Después de Mañana (The Day After Tomorrow, 2004), o la reciente 2012 (2009). En 3 Días, ópera prima del realizador español F. Javier Gutiérrez, decide ir en una dirección completamente distinta, con muy interesantes resultados.

La ONU anuncia que en tres días un meteorito impactará en la tierra, eliminando todas las formas de vida existentes. Mientras que en un pequeño pueblo rural la noticia siembra la histeria y el caos absoluto, Ale, un joven frustrado, se verá obligado a proteger a los suyos de Lucio, un misterioso recién llegado, que parece tener una cuenta pendiente con ellos.

A partir de un guión original y sin fisuras, sólidas interpretaciones, y un excelente tratamiento visual y sonoro; Gutiérrez plantea un crudo, tenso y atrapante thriller que mantiene al espectador en vilo hasta el último minuto.

En 3 Días, la inminencia del fin del mundo, no es más que el telón de fondo y la excusa para narrar una historia de venganza, odio y ocultamientos. Una historia en la que -todo el tiempo- predominan el drama humano y la coherencia narrativa, por sobre la parafernalia de efectos visuales a la que nos han mal acostumbrado otros films de este estilo.

De esta forma, el realizador logra abordar un tema bastante trillado de una forma novedosa y con una posición directa y tajante: aún frente al Apocalipsis, la propia vida y las de quienes amamos, siguen siendo lo más importante.

Tres días para que todo acabe... Tres días para vengarse, encontrarle un sentido a la propia existencia, o atrincherarse en el cabaret más cercano.

Usted decide.

10

Comentarios