Emiliano Basile
14/10/2009 15:19

Ufa con el sexo

(1968)

El film de Rodolfo Kuhn, Ufa con el sexo de 1968; nunca fue estrenado en Argentina por ser acusado de inmoral. En copia restaurada por la Fundación Aprocinain pudo finalmente verse esta excelente película aunque no de manera completa. Resulta que, si bien la cinta es en su mayoría en blanco y negro, tiene los títulos finales impresos sobre color acompañados de un tema musical. El tema pudo rescatarse pero no las imágenes de esos tres minutos finales aproximadamente. Sin embargo la parte faltante no hace al argumento del film y puede entenderse perfectamente.

Se lo acusó de inmoral por su mirada crítica acerca del sexo, aunque no hay escena de sexo alguna ni desnudez. La escena de sexo sugerido es simulada por un apretón de manos y el reloj de un auto, que marca las revoluciones, elevarse violentamente. Eso es todo. Lo que sucede es que Rodolfo Kuhn le imprime a esta cinta su estilo trasgresor y nada ortodoxo. Así como su visión del amor en Los Jóvenes Viejos o del éxito popular en Pajarito Gomez, rompe con los prejuicios de la época, Ufa con el sexo lo hace pero con el sexo (aunque en realidad es el amor y la libertad los temas centrales). Se juntan entonces, un tema polémico para ciertos sectores conservadores más un director representante de una nueva camada de realizadores que buscaban trasformar el cine y la manera de tratar ciertos temas.

El filme comienza con entrevistas callejeras estilo noticiero, buscando un acercamiento a la definición social de los conceptos de amor y sexo. Una vez instalados, el filme busca cuestionar esas creencias populares. Luego de esto se presenta una suerte de musical con el Leiv Motiv de la película interpretado por Marilina Ross, cuya letra hace referencia a lo antes citado. Recién después de esta llamativa e interesante introducción comienza el relato, que no es más que la puesta en crisis de los conceptos mencionados anteriormente.

Los actores son nada menos que Marilina Ross, Nacha Guevara, Héctor Pellegrini, Elsa Daniel, entre otros. Agradecemos a Aprocinain, Fundación sin fines de lucro encargada de restaurar copias y a la espera de que se apruebe la Ley Nacional que de existencia a la Cinemateca Nacional y, de una vez por todas, dejemos de perder joyas como esta que son parte de nuestro patrimonio cultural.

10

Comentarios