Sandra Romero
16/07/2009 12:47

Wall-e, la nueva película de PIXAR, habla de un futuro apocalíptico como  consecuencia de la crisis ecológica que estamos viviendo; con un personaje que rescata en su personalidad lo mejor de nosotros.

Wall-E

(2008)

Wall-e es un robot con personalidad y sentimientos que ha sido abandonado en la tierra para limpiarla, mientras los humanos se iban de vacaciones. Las cosas salieron mal y la limpieza dura 700 años. Allí, “en la nave de las vacaciones” la máquina se opone a la vida humana y esos humanos que se fueron de vacaciones se convierten, generación tras generación, en seres inútiles y consumidores… Ho, Ho! según palabras de  Wall-e.

Entonces la película toma otro color: mediante un humor muy ingenioso y una técnica inigualable, los chicos de PIXAR, nos proponen cambiar nuestra costumbre de acumular basura, (mensaje que ya nos anticipaba Los Simpson, la película un año atrás), o nos tendremos que ir mientras alguien la limpia…. que comodidad!

Un gran elemento a destacar es la astucia de contar la historia de Wall-e mediante indicios como: carteles de anuncio, recorte de diario, etc. Así  pasan los primeros minutos y vamos entendiendo como llegó la Tierra a estar en ese estado desértico (el estilo Soy Leyenda) y como este solitario robot se convierte en el único habitante terrícola. Después de saber todo eso conocemos a Wall-e y a su amiga Eva, que vino a comprobar si era posible la vida en la Tierra, construyendo una mágica relación entre ambos sin la necesidad de palabras.

Wall-e es un personaje muy divertido desde su inocencia y curiosidad, romántico y amigable, resaltando las cualidades de ser humanos. El film nos muestra lo que nos perderíamos si abandonáramos la Tierra y nos fuéramos todos de vacaciones. Tal vez, perderíamos nuestra esencia.

 

10

Comentarios