Emiliano Basile
07/07/2009 11:36

A primera vista, El ave negra es un thriller en el cual un asesino a sueldo (Mickey Rourke) y su discípulo buscan asesinar a una frágil pareja. Pero hay otra línea narrativa, aún más interesante, que pone en funcionamiento como el distanciamiento de la pareja posibilita la amenaza externa encarnada en los asesinos.

El Ave Negra

(2008)

Blackbird (Mickey Rourke) es un asesino a sueldo de origen indio a punto de retirarse. Entre sus tantos trabajos conoce al novato Richie (Joseph Gordon-Levitt) que le recuerda a su fallecido hermano menor. Juntos continuarán con el oficio que sigue una regla clave: no dejar ningún sobreviente en la escena del crimen. Así es como se les escapa la pareja interpretada por Diane Lane y Thomas Jane a la cual seguirán todo el relato buscando ponerle fin a sus vidas.

El miedo adquiere muchas formas en las narraciones, en este caso es la ruptura de la pareja o mejor dicho, la desunión de los personajes lo que los deja vulnerables y expuestos a las amenazas de los asesinos. La pareja está a punto de divorciarse y transita momentos difíciles y no por casualidad son esos momentos en los que Blackbird y compañía se hacen presentes.

En una trama de cazadores y cazados a simple vista, se observan los miedos de los personajes a permanecer en soledad y la fortaleza que de ellos emerge al estar en pareja. Y no sólo sucede con la pareja conformada por marido y mujer, también la pareja de asesinos corre una suerte similar. Mientras el vínculo entre ambos es sólido son mas inmunes, en cuanto comienzas las discordancias entre ellos, sus vidas empiezan a correr peligro.

Si bien no estamos frente a una gran película del género, El ave negra se torna efectiva por la composición de sus personajes y sus relaciones. Su director John Madden (Shakespeare Apasionado), pone el acento en las dos parejas protagónicas y su fortaleza afectiva como única arma posible ante la inminente muerte. Nunca la frase hasta que la muerte los separe fue tan explícita como en este film.

8.0

Comentarios