Juan Pablo Russo
10/01/2021 12:18

Más de medio centenar de películas, series, cómics, videojuegos y obras de teatro han adaptado las aventuras delictivas del caballero Arsène Lupin, ladrón de guante blanco que roba sin violencia y arrebata grandes joyas que solo posee el eslabón más alto de la sociedad. Un personaje creado en 1905 por el escritor francés Maurice Leblanc (1864-1941) y que Netflix recupera en una serie que lleva su nombre. Pero ninguna de las versiones se había atrevido a retratar a Lupin como un personaje negro, una decisión del showrunner George Kay (creador de Criminal, el experimento internacional de la plataforma de streaming en varios países de Europa).

Los Perros

(2017)

La nueva versión de Lupin, que no es una adaptación literal, se centra en la historia de un hombre obsesionado con el suicidio de su padre, un inmigrante senegalés que fue acusado de robar un collar que había pertenecido a María Antonieta. En su adolescencia, la vida de Assane Diop dio un vuelco cuando su padre se suicidó después de ser acusado por un robo que no cometió. Un cuarto de siglo después, Assane se inspira en su héroe, Arsène Lupin, para vengar a su progenitor y hacer justicia.

La serie, que se ambienta en la París actual y está repleta de giros narrativos bruscos, funciona en su todo, pero sus piezas también lo hacen individualmente. Presente y pasado se fusionan de manera satisfactoria en esa recuperación del personaje de Leblanc, a la vez que también lo hace en la narración de la propia historia de Assane Diop. La utilización de flashbacks permite que el espectador vaya descubriendo al personaje, sin prisa pero sin pausa. Esto último es, probablemente, la clave del buen resultado final. El guion dosifica la información y narrativamente están bien entrelazados ambos planos temporales. Además, los trucos y artimañas para conseguir sus objetivos están inspirados en la novela, lo que hace que todo tenga un aire retro bastante artesanal

En esta primera parte de Lupin, que consta de cinco episodios, Omar Sy (Amigos intocables) da vida al protagonista y el francés Louis Leterrier (Nada es lo que parece) y la chilena Marcela Said (Los Perros) son los encargados de dirigir el sofisticado y ágil entramado visual de una puesta en escena que cumple el objetivo de ofrecer un atractivo y entretenido producto que se devora en una maratón de fin de semana. Completan el elenco Hervé Pierre, Nicole Garcia, Clotilde Hesme, Ludivine Sagnier, Antoine Gouy y Soufiane Guerrab.

Comentarios