EscribiendoCine
10/04/2020 16:55

La cuarentena que se lleva a cabo en diferentes países a raíz de la pandemia provocada por el Covid-19 disparó no solo las visualizaciones de películas en señales de streamig pagas sino también en aquellas a las que se pueden acceder de manera libre. En medio de las restricciones gubernamentales uno de los tantos sectores que más se han favorecido son los sitios dedicados al cine para adultos.

Garganta Profunda

(1972)

Según un informe reciente, en algunos países europeos como es el caso de España, el consumo de productos audiovisuales destinados al público adulto aumentó un 61,3% durante los primeros días de la cuarentena. Mientras que la búsqueda en Google de material pornográfico registró un aumento del 4.700% (Fuente: Google Trends).

Por su parte, en Estados Unidos, uno de los mercados más grandes para las películas porno, el tráfico se incrementó solo un 6%.

A su vez, las horas de uso cambiaron debido al aislamiento impuesto de forma global, con un mayor incremento a las tres de la mañana y al mediodía, un horario poco habitual comparado con un día promedio fuera del aislamiento preventivo social obligatorio.

Para el mismo informe las categorías más buscadas entre el público son “mature”, “lesbian”, “anal”, “amateur”, "gay", "bondage" y “MILF”. Otro dato curioso es la búsqueda del termino corona o covid en los sitios porno con más de 9,1 millones de búsquedas en los últimos 30 días.

Otra de las categorías que más ha crecido durante la cuarentena es la relacionada con el porno casero o amateur, uno de esos fenómenos sociales que lleva años funcionando y que de repente explota gracias a los teléfonos inteligentes y los adelantos tecnológicos. Los vídeos caseros subidos directamente por internautas aumentaron un 30% desde que comenzó la cuarentena.

Un dato curioso es que varios sitios de Internet cuentan desde hace días con secciones propias en las que pueden encontrarse videos temáticos porno amateur donde los protagonistas usan máscaras, barbijos u otro material sanitario bajo sugerentes títulos haciendo referencia al Covid-19.

Entre los países que más se han favorecido por el incremento del consumo de pornografía figuran Francia (38,3%) e Italia (30%). Pero otras naciones europeas como Alemania, Suiza y Holanda también han visto aumentada las visitas a sitios de cine porno. Alemania registró un aumento del 5,8% más de consumo de vídeos, Suiza un 11,5% y Holanda un 14%.

Una de las tantas razones de este notorio crecimiento de audiencia también puede relacionarse con la suspensión del trabajo sexual provocando un aumento del negocio de las llamadas “Camgirls” y "Camboys" o “modelos de cámaras web”, un espectáculo mayormente pornográfico interactivo en Internet.

De manera obvia, las cámaras en vivo se han convertido en el modelo de negocio por excelencia para los trabajadores de la industria pornográfica, hasta el punto de que aquellos a los que les va mejor donan los beneficios de sus espectáculos a un fondo de ayuda para víctimas del coronavirus.

Lo cierto es que más allá de este sostenido crecimiento en el consumo, al igual que sucede en todo el sector audiovisual, la industria del cine porno debió cancelar sus rodajes debido a la pandemia.

La asociación comercial sin fines de lucro de la industria de la porno Free Speech Coalition (FSC) pidió que las productoras en Estados Unidos y Canadá cancelen las filmaciones.

La FSC pidió un cese voluntario de todas las producciones de entretenimiento para adultos. Además se recomendó que los actores y actrices dejen de filmar inmediatamente con colegas que no vivan en una misma vivienda.

Ante la preocupación de actores y modelos que vieron caer sus ingresos, la asociación difundió una lista de consejos para que puedan seguir creando contenido "desde el hogar" y siempre "solos" o "con acompañantes que vivan en la misma unidad doméstica".

Pero más allá de este parate y lejos de asustarse ante la crisis económica que causará el coronavirus en todo el mundo, la industria del porno supo adecuarse a la ola pero para no dejarse arrastrar, sino para remarla antes que nadie.

Poco han tardado las páginas webs en hacer selecciones y listados relacionados con el virus, mascarillas, guantes o aerosoles de desinfección, adelantándose así al fin de las restricciones y la vuelta a la vida normal.

Comentarios