Rolando Gallego
26/10/2019 15:10

En otros tiempos, montar una obra de teatro requería una inversión y dependencia de grandes productores para llevar a escena historias atrapantes que transportaran a los espectadores a aventuras inimaginadas. Algunos actores y actrices elegían aventurarse en arriesgadas empresas para, mientras el teléfono no sonaba, seguir viviendo de la profesión apostando a creaciones propias y formadoras. Entre ambos universos, y en tiempos presentes del teatro, retomando la única e irrepetible experiencia del aquí y ahora, cada vez más, actores y actrices consagrados, y otros que aún están en el camino, buscan trascender, configurando un panorama vívido y único de obras más allá de la plaza comercial que posicionan a 2019 como uno de los años de mayor producción off. Tal vez, como dice alguien por ahí “las crisis proponen tiempos de resistencia en la cultura”, por lo que para conocer más de este fenómeno, EscribiendoCine dialogó con los representantes varias obras, parte de un boom que no se detiene.

Los Hipócritas

(2019)

Romance del Baco y la Vaca

Marco Antonio Caponi protagoniza un espectáculo escénico único. Un western criollo, unipersonal en rima con la historia de amor desesperada de un hombre y una vaca. En la defensa de su pasión, la historia avanza a fuerza de humor y una increíble interpretación de Caponi, que se desnuda en el escenario para dotar de una fuerza única a la pieza.

“Es un unipersonal dirigido por Daniel Casablanca, escrito por Gonzalo Demaría, que estoy produciendo con un amigo, en el circuito alternativo. Es un Martín Fierro humorístico, es una tragedia, también, es la historia de un gaucho criado en un tambo, y una vaca, de la que se enamora, con el rigor del verso como estructura, una historia espectacular, teatralidad pura, narrador en primera y tercera en escena, toca una guitarra de lata, después es como una de Tarantino, con música de Morricone y mucho blues”, dice Caponi sobre la puesta.

Se ve los Domingos a las 21 horas en Timbre 4

Imprenteros

Lorena Vega repasa su historia y el particular vínculo con su padre, madre y hermanos en medio de recuerdos y nostalgia sobre aquello que ya no es, y tampoco será. En el devenir de la narración, el humor, pero también la reflexión sobre los vínculos, permiten atravesar la puesta empatizando con sus protagonistas en todo momento. Si bien la acompañan su hermano, Julieta Brito, Lucas Crespi, Juan Pablo Garaventa, Federico Liss, entre otros, Lorena Vega es la verdadera estrella de un relato que le permite  abrirse al espectador y en el que estuvo atenta a todos los detalles, incluyendo quién haría de ella en su adolescencia, que además conoció por otro casting, para la película El Bosque De Los Perros, que protagoniza, de Gonzalo Javier Zapico.

“Apareció de casualidad, me pasaban información, entrevistamos a mulatas, morochas, pero no aparecía nadie como Julieta, que fue la única que nadie me recomendó, le escribí por Facebook, me contestó secamente, la dejé standby, y tiempo más tarde insistí, hizo el casting, fue la última, yo no estuve, y Gonzalo me llamó y me dijo “la encontramos”, de hecho ahora hace de mí en Imprenteros, dice.

Se ve los Jueves a las 21 horas en Timbre 4.

Late el corazón de un perro.

Protagonizada por Diego Gentile, Mónica Antonópulos y Silvina Sabater, en la vuelta a casa de una mujer después de muchos años, que termina encontrándose con una situación inesperada para ella y los suyos, Francisco Verdoia desarrolla una historia de vínculos inseparables y de relaciones tóxicas y dependientes. En el medio los reclamos, el amor, el recuerdo de aquello que nunca fue ni nunca será, la acumulación de objetos y sentimientos, el rencor, el olvido, las mentiras fundadoras de un pasado que no existió, el amor que nunca fue, con una puesta innovadora que apela al espacio como epicentro de la acción.

“Vengo del teatro independiente y cuando hacía Toc Toc, un fenómeno, había algo que me pedía que esté en el teatro independiente, y en ese momento Santiago Loza escribió Matar Cansa, y lo hacía en los tiempos de descanso de la otra obra. Hay riesgo y apuesta en el independiente, el teatro comercial te da un ejercicio, pero volver a un espacio de intimidad y búsqueda es increíble. Mónica también viene de otro palo, ella fue la gestora y se dio algo hermoso, era un plan ir a ensayar, hacer las funciones, tenemos un grupo de Whatsapp que está activo todo el tiempo. Esta obra es una belleza, la gente agota las entradas, es algo hermoso, estamos muy felices, y no nos forramos de dinero”, indica Gentile.

Y agrega “en los momentos de crisis, la gente no puede pagar sumas importantes, entonces es un lugar de búsqueda para los espectadores, allí se ve a flor de piel la vocación, no vivís de eso, pero tiene que ver con las ganas de juntarse con la manada, y abrazarse y decir está bueno, tener un grupo de pertenencia, de mirar con la misma mirada”.

Se ve los Domingos a las 20.30 horas en Espacio Callejón.

El corazón del mundo

Lautaro Delgado Tymruk debuta en la dirección teatral y arriesga todo. Sobre la base del texto de Santiago Loza juega con las imágenes sincronizando película y actuación en vivo en un espectáculo único que indaga en la identidad y recuerdos de su protagonista, quien escindido en tres partes (Delgado Tymruk, William Prociuk, Ezequiel Rodríguez) se desnuda ante los espectadores en una puesta que supera los límites de la cuarta pared.

“Mi hijo, que es científico y le encanta investigar sobre ciencia, fanático de Tesla, me preguntó cómo eran los hologramas, nos copamos con los tutoriales, de chico a mí también me fascinaba todo eso. Vimos varios, en un momento agarré una caja de zapatos, la tapa de un CD, jugamos con efectos, con mi novia Lorena Muñoz, empezamos a filmar con linternas y juguetitos en tamaño miniatura, jugando con efectos y pensamos por qué no. El equipo de El corazón… se copó”, dice Delgado Tymruk sobre la incorporación de la técnica de peppers ghost en la obra que le imprimen un halo místico a la obra.

“Estoy feliz que Santiago Loza me haya confiado el texto para mi primera oportunidad dirigiendo actores. Nos habíamos juntado con ellos actores para hacer algo, queríamos trabajar juntos, y me acordé del texto que me había dado Loza. Sabía que quería trabajar con Willy y Ezequiel, no sabíamos qué íbamos a hacer, de hecho la obra la quise hacer en otro momento con otra impronta y no se pudo y ahora salió esto”, suma sobre la obra que gracias al apoyo de SAGAI pudo ver la luz finalmente.

Se ve los Sábados a las 20.30 horas en Espacio Callejón.

La fiebre

Una mujer llamada Azucena (Julieta Zylberberg) se despoja de ataduras ante la mirada impávida de los espectadores, sin filtros y al borde de la locura, grita a cuatro vientos sus verdades sin importar las consecuencias. De y dirigida por Mariana Chaud, esta obra marca el regreso al off de la actriz de La mirada invisible y Mi amiga del parque.

“Con Mariana somos muy amigas desde hace mucho tiempo y queríamos hacer algo juntas desde hace rato, no pudimos por distintas razones, y este año Gabo Baigorria le envió un texto, me lo pasó, ella me contó de una idea suya, y quedamos con ese, y ahí salió esta obra que es hermosa. A Azucena la imaginé, y lo que buscamos fue que sea algo cercano a mí, aunque no lo es, pero hablar de los brotes, de la locura, de soltar los estribos para dejar de vivir como lo dice la sociedad, eso nos toca, y es un plano que nos llega a todos, explorando qué parte de la locura tenemos cerca, que se relaciona con la soledad, la imposibilidad de pertenecer” dice Zylberberg.

“Nunca siento que me voy o vuelvo a ningún formato, hace tiempo que no hacía teatro independiente, pero más que nada por una cuestión de tiempos y de coordinar todo, de hecho con esta obra no sabíamos si íbamos a ir al circuito oficial, y después sentimos que no, y la independencia nos dio mucho placer. Es una obra para verla de cerca, era necesario que se vea así”, agrega.

Se ve los Sábados a las 23 horas en NUN teatro.

Hombres y ratones

De John Steinbeck, por primera vez la obra se representa en Argentina, protagonizada por Ramiro Méndez Roy (nominado al premio ACE como revelación), Juan Luppi, Sandra Criolani y Lisandro Fiks (quien también dirige). Una amistad que supera todo. Una situación que pone a prueba valores. Una obra honesta que despliega su potencia escena a escena. La simpleza y a la vez complejidad de los textos se refuerzan con logradas y precisas actuaciones. Un viaje sin retorno a lo más profundo de la naturaleza humana. Una obra sin concesiones.

“Nos costó cinco años encontrar material para trabajar con Juan y en un viaje a España leyó la novela de Steinbeck, me lo dijo con la salvedad de que creía que iba a ser muy complicado producirla. Como yo transito ese rubro también durante años, me puse a investigar y me dí cuenta que el propio autor había adaptado la novela al teatro y que en 2014 se representó en Broadway por James Franco, llegué a los dueños de los derechos. Fue difícil conseguirlos porque estos agentes literarios que están acostumbrados a ganar dinero con la obras no entendían que una pequeña cooperativa teatral quisiera los derechos para hacerla en Argentina y que el fin primario sea no generar dinero, para ellos es comercial y una sala de menos de 100 espectadores es amateur, entramos en esa categoría como solicitantes, y en un punto para ellos deja de ser atractivo, supongo. Fue una insistencia, estábamos enamorados de la historia, y agotando miles de situaciones y recursos”, dice Méndez Roy.

“Es la primera vez que se hace en Argentina por lo dificultoso de conseguir los derechos, y una vez que los tuvimos fuimos y somos muy felices, me encanta hacerla en el circuito independiente, donde nos autoconvocamos y elegimos qué contar. Eso es la mayor bendición que tenemos, elegir un texto, una historia y contar algo que nos represente sin concesiones, ahí radica la magia del teatro independiente, trabajando con colegas que admiramos, entendiendo que la actuación va por un lado y de una manera, todos venimos del mismo lugar, y entendemos al teatro como algo colectivo, que requiere mucho trabajo y entrega”, concluye el actor que, además, tiene en las carteleras cinematográficas Los Hipócritas.

Actualmente obra de gira por Argentina.

Comentarios