Rolando Gallego
05/12/2018 16:15

Si bien hace unos años Jon Favreau (Iron man - El hombre de hierro) fue el encargado de llevar a la pantalla grande una versión live action de El libro de la selva, el estreno en Netflix de Mowgli: Relatos del libro de la selva (Mowgli: Legend of the Jungle, 2018) se propone como la más ambiciosa mirada y relectura -también oscura- del ya clásico relato de Rudyard Kipling.

Mowgli: Relatos del libro de la selva

(2018)
7.0

Aquello que en la de Jon Favreau permitía una equilibrada combinación de animación, que le sirvió al realizador para alzarse con una serie de proyectos que tendrán en la próxima adaptación de El Rey León, la punta de lanza de una serie de películas con las que Disney desea quedarse con la taquilla, en esta adaptación dirigida por el también actor Andy Serkis reflexiona sobre cuestiones que sus predecesoras habían dejado fuera para poder alzarse como entretenimiento.

En Mowgli: Relatos del libro de la selva asistiremos al relato del niño adoptado por una manda de lobos que deberá enfrentarse a sus propios miedos en el momento que se le revela la información acerca de su verdadera condición. Asumiendo un lugar en una carrera contra reloj, en la que debe escapar de Bagheera, Mowgli se debate entre la vida y la muerte y entre permanecer entre los animales o regresar a la civilización, en donde nunca estuvo.

Oscura, ominosa, con un trabajo vocal profundo y logrado, que se celebra al poder optar por la visualización en su idioma original con subtítulos, Mowgli: Relatos del libro de la selva reinventa la percepción acerca de un clásico que ha permanecido en el imaginario popular por la persistencia de la adaptación animada de 1967 en donde todo era canciones y fiestas.

Pero aquí no pasa eso, las canciones ceden su lugar a los cuestionamientos, a una mirada acerca del avance del hombre sobre la naturaleza y otras culturas, que sorprende, destinando la oportunidad de revistar a los más grandes la historia del niño salvaje que pudo sobrevivir en medio de la selva a fuerza de entendimiento y comprensión con los animales.

Tal vez en la decisión de lograr un realismo exacerbado en las tomas que combinan actuaciones humanas y CGI, se pierde la posibilidad de alcanzar un verosímil total sobre la acción que se analiza, pero aún con sus exageraciones, la propuesta de escapar de lugares comunes ya transitados y de proponer una nueva reflexión sobre la naturaleza, la amistad, el progreso, y, principalmente, el lugar del hombre como centro de la evolución, hacen que Mowgli: Relatos del libro de la selva trascienda su origen.

Pensada para la pantalla grande, la decisión de salir en el sistema de streaming aporta aún más opciones a un debate que ya excede a la industria, ¿el cine debe únicamente verse en el cine?, ¿aquellos productos pensados para la pantalla grande no pueden estrenarse online sin antes haberse apreciado proyectados en salas?

Mowgli: Relatos del libro de la selva con su potente reparto, que incluye a estrellas como Christian Bale, Cate Blanchett, y Benedict Cumberbatch, entre otros, y la eliminación de la almibarada esencia Disney, propone un espectáculo maduro, no apto para menores, que revisa el rol del hombr

Comentarios