Emiliano Basile
24/11/2018 17:30

Mientras aguardamos el estreno de la película número 25 de James Bond, de la cual sabemos hasta la fecha que será la última participación de Daniel Craig como el agente 007 y que dirigirá Cary Fukunagua (True Detective) tras desvincularse del proyecto Danny Boyle (Trainspotting), vale hacer un repaso por las mejores películas de la saga.

Casino Royal

(2006)
7.0

El satánico Dr. No (Dr. No, 1962) es la primera en misión del Agente 007 en clave superhéroe que continuará en el resto de las películas. Marca la estructura de un agente en tierras desconocidas (Jamaica en este caso), conquistador de chicas y enfrentándose al villano (Doctor No) con explosión final. Sean Connery como James Bond y revitalización de las novelas Ian Flemming. Con esta película los británicos le encuentran la vuelta a la saga y la convierten en franquicia hasta la actualidad.

Dedos de oro (Goldfinger, 1964) es la tercera película de James Bond y también la tercera vez que Sean Connery lo interpreta. La película es icónica en cuanto al villano, que dio lugar a la parodia de Mike Myers Austin Powers (1997). Icónica y emblemática aprobada por los fans.

Vivir y dejar morir (Live and Let Die, 1973) es la primera película protagonizada por Roger Moore, estrella televisiva de series como El Santo y Los persuasores. El propio Moore pidió para diferenciarse al máximo de Sean Connery, que se acentuara el lado humorístico del personaje. Su Bond es más seductor a la hora de entrar en contacto con la chica de turno. Es uno de los 007 más recordados. La película ha sido inmortalizada por la enérgica música de Paul McCarthy que luego reversionaran los Guns N’ Roses.

Moonraker (1979) es la undécima película de la saga James Bond, y la cuarta en protagonizar Roger Moore como el agente secreto del MI6. La tercera y última película dirigida por Lewis Gilbert. En este delirio cósmico se trata de vincular el universo Bond con el universo Star Wars cuyo reciente éxito acaparó la atención de los británicos. Un Bond intergaláctico que sólo el carisma de Moore salvó del desastre.

Goldeneye (1995), tras la breve participación de Timoty Dalton como James Bond, Pierce Brosnan se calza el traje con gracia y elegancia en un Bond irónico que más se le parece a Roger Moore. Las vacaciones del agente 007 son interrumpidas por el robo de un sofisticado helicóptero de la OTAN. El villano es la mafia rusa, la dirección a cargo de Martin Campbell.

Casino Royal (Casino Royale, 2006) es la vigésima película de James Bond, y funciona de precuela. Primera con Daniel Craig como el agente 007 y tercera adaptación de Casino Royale (la primera versión se estrenó en el año 1954, y la segunda en el año 1967, ambas para el olvido). La trama hace honor a la figura de acción elegante e invencible de James Bond en sus comienzos como espía secreto, justo después de haber obtenido su licencia para matar. Bond demuestra su destreza para los juegos de casino al estilo Casino Shark.

 Operación Skyfall (Skyfall, 2012) cuando parecía que el universo de James Bond estaba agotado tras un fracaso como Quantum of Solace (2008), como explica esta reseña, aparece en la dirección Sam Mendes (Belleza americana) para darle la oscuridad y matices contemporáneos a la saga y al personaje. Dilemas psicológicos, homosexualidad, un villano encantador como el que compone Javier Bardem, y una misteriosa chica Bond que puede convertirse en…M (Judy Dench). Si, complejo de Edipo en la saga James Bond, a nadie se le hubiese ocurrido, y menos que funcione de manera estupenda entre los fanáticos.

Comentarios