Adrián Monserrat
09/07/2018 20:05

Limbo, la primera serie web argentina coproducida con la Radio y Televisión Española, ya está disponible para ver, con todos sus episodios, de manera gratuita a través de la web de Play Z. El terror en tiempos de videollamadas y redes sociales promete no escasear.

Hoy en día la conección digital con cualquier tipo de individuo es muy sencilla y no depende de los miles de kilometros de distancia que puedan existir. Todo está al alcance de la mano o, mejor dicho, del internet. Tras el avance tecnológico de la última década, donde las redes sociales nos permiten conectar con personas alejadas con solamente escribir su nombre y apellido en el buscador, la facilidad de acceder es notoria y va de la mano con los beneficios que nos propone: nos tiende un puente imaginario y sin límite para estar comunicados. Ahora bien, no todo es color de rosa y los riesgos y problemas que pudieran suceder también son de acceso directo. Una webserie de terror nos cuenta un poco de estos dilemas pero siempre con el miedo como principal protagonista.

Limbo presenta ocho capítulos, los cuales rondan cada uno entre los siete y diez minutos de duración. La historia es concreta y plantea un panorama ideal para una serie que promete ser dinámica. Una actriz llamada Lidia le compra una casa en Madrid a un argentino. Lidia comienza a tener problemas domésticos y busca en las redes sociales a Wally, el anterior propietario de la vivienda. Lo que comienza con dudas sobre la propiedad continua con el alcance de una conección entre ambos y, a lo largo de estos breves capítulos, la intriga y el suspenso por lo que pasa en la casa se hace notar. Lo más curioso de todo, y la particularidad que distingue esta webserie de muchas que pudieran existir en la actualidad, confiere en la forma en la cual está contada la misma: todo lo que se ve en pantalla es el reflejo de lo que ven los protagonistas a través de su celular o las computadoras. Sin ninguna duda, este acierto afirma que el terror está online.

La webserie cuenta con la dupla protagonista de Ingrid García Jonsson (Hermosa juventud) y Demian Salomón (Aterrados), los cuales representan dos pilares fundamentales para que se pueda mantener la convicción y que el suspenso traspase la pantalla. Las interpretaciones de ambos se acrecienta capítulo a capítulo junto al tono oscuro que la historia nos acerca a partir de la segunda mitad de la obra. Dirigida por Fabián Forte, uno de los exponentes del cine fántastico argentino, y escrita por Nicolás Britos, Limbo cuenta con la producción de RTVE, Cruz del Sur CINE y Aquí y Allí Films. Además de todos estos nombre propios, hay otros referentes de la actualidad del cine de género argentino que son parte del detrás de cámara de la serie. Por ejemplo, Mariano Suarez es el director de fotografía y el mísmisimo Demián Rugna, el creador de Aterrados (2017), una de las mejores películas de terror que se estrenó en lo que va del año, se hace cargo del montaje.

Sin dudas Limbo es una serie que no tiene desperdicio y hay tres claros factores que lo remarcan. En primera instancia, la forma en la cual se tiene de contar la historia, con las pantallas de los celulares a la orden del día para facilitar el impacto de lo que acontece. En segundo orden, el poder ver esta webserie de manera gratuita por la plataforma Play Z, logrando el fácil acceso al público, tal como sucede hoy en día en un mundo conectado. Como tercer y último punto, Limbo logra con un formato dinámico contar una historia donde no va a faltar el suspenso, la intriga, el terror, la incomodidad y la desesperación, tanto de los protagonistas como de nosotros, los espectadores. Nos alegramos cuando surgen productos como estos y más si son tramas que se originan de la cabeza de compatriotas que realzan la bandera del cine de género y ahora, a través de otro formato, buscan continuar expandiendo esa cuota de talento que hace que nos movamos de la butaca o, en este caso, saltemos desde el sillón.

Comentarios