Rolando Gallego
09/10/2017 20:16

Lawrence de Arabia (1962) fue la película que más impactó a Steven Spielberg, la película que lo hizo querer ser director de cine, la película que todos los años, religiosamente, revisa, la película en la que aún hoy en día encuentra detalles que lo apasionan y que lo siguen impulsando a crear universos únicos y narraciones extraordinarias.

Spielberg

(2017)
7.0

Durante su infancia, solitaria, y con algunos abusos y bromas por parte de sus compañeros de escuela, Steven Spielberg comenzó a forjar su necesidad de relacionarse con el mundo desde un lugar creativo.

Y Spielberg (2017) de Susan Lacy (No direction home), desanda ese recorrido, en un repaso íntimo y en primera persona por la carrera de uno de los directores más exitosos de todos los tiempos, un realizador que al día de la fecha ha logrado consolidar su estilo navegando entre el blockbuster más efectivo y propuestas más personales.

Con imágenes exclusivas de su infancia y material de archivo que por primera vez sale a la luz, este documental original de HBO, que se estrena a las 22 horas, es sólo una parte de la vida del narrador de E.T. El extraterrestre y Encuentros cercanos del tercer tipo con el que se plasma su potente influencia en generaciones venideras de directores.

Es sabido que Spielberg no es muy adepto a las entrevistas, pero Lacy logra, por primera vez, no sólo captar al realizador hablando amenamente sobre su carrera, sino también a sus familiares, sus padres, hermanas, quienes completan la semblanza de una manera única.

Durante dos horas y media (que suceden rápidamente), las motivaciones e influencias, los ideales y sus metas, todo es expuesto para delicia de los cinéfilos, quienes además podrán recuperar fragmentos emblemáticos de las películas más celebradas de Spielberg, pero también de aquellas a las que la crítica y la audiencia les dio la espalda.

Asimismo la posibilidad de ver sus primeros cortos, realizados de manera experimental durante su infancia y adolescencia, hablan de la capacidad creativa con la que desde pequeño se manejó y lo llevaron a los primeros lugares en la preferencia del público.

Sus primeros momentos con carta blanca en Universal, en donde dirigió una infinidad de episodios de series para la televisión, llegándose a topar con luminarias de categoría como Joan Crawford, con quien, a pesar de su corta edad, pudo congeniar para lograr una de sus más recordadas actuaciones, y la creación de Duel (1971), una de sus primeras grandes producciones, hasta llegar a Tiburón (1975), su millonaria y exitosa llegada a la taquilla.

También se menciona su inclusión, rápida por cierto, dentro de la segunda generación de directores americanos que coparon las pantallas, y éstos, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, entre otros, ofrecen también su mirada sobre el compañero, aquel con el que colaboraron en infinidad de proyectos.

“Estábamos desesperados por hacer películas” reflexiona Spielberg, y a continuación una infinidad de imágenes de las películas creadas, de encuentros de los realizadores, sirven para ilustrar ese particular momento de ebullición creativo en la industria.

El espacio para el análisis de sus películas, la creación de atmósferas a partir de la utilización del sonido, y su intento por escapar del cine comercial con películas como El color púrpura, punto de quiebre en su carrera en todo sentido, funcionan dentro del ida y vuelta con el realizador y con sus colegas y familiares.

Spielberg es sólo un pequeño homenaje para el realizador, y una verdadera oportunidad para los cinéfilos y fanáticos de encontrarse con el director en un rol diferente, humano, cercano, tal vez uno de los puntos más interesantes de este documental como así también el testimonio directo de muchos de sus colaboradores.

Spielberg estrena el lunes 9 de octubre a las 22 en HBO. Puede verse además en HBO GO.

Comentarios