Rolando Gallego
03/09/2017 13:33

En medio de un contexto económico favorable para inversores extranjeros, y, aprovechando la posibilidad de reflejar temáticas locales, las series y las cadenas de televisión apuestan a la ficción con problemáticas autóctonas para recuperar espectadores ante el avance del consumo y el binge watching de los sistemas de streaming.

No es un dato menor que en las últimas semanas de agosto tres producciones argentinas se hayan estrenado para fortalecer el alicaído panorama televisivo en materia de ficción (y en breve llega una más, El maestro, protagonizada por Julio Chávez). No es un dato menor, tampoco, que estas mismas propuestas hayan sido pensadas no sólo para la TV, sino que, principalmente, se las haya diseñado como una estrategia multiplataforma, que posibiliten el acceso a los espectadores en el momento que deseen.

Ya nada queda de esperar el día y horario indicado para ver la serie, al contrario, la oportunidad de ver completa la temporada de una serie, o de, programar uno el momento para verla, son también opciones que aumentan las chances de la repercusión de un producto.

Cuando TELEFE decidió levantar del aire Fanny La Fan, coproducción con Underground, el programa comenzó a circular por otros canales de consumo que aún siguen sin dimensionarse, pero que visibilizan aún más los productos. Igualmente, y aun considerando la multiplicidad de soportes para verla, con el levantamiento de Fanny… la cantidad de ficciones en el aire en la TV Abierta se redujo a una, Las Estrellas.

En esa línea de repensar dispositivos de reproducción, Un gallo para esculapio, lo nuevo de Underground en coproducción con Turner (nueva alianza tras la exitosa Historia de un clan) y Cablevisión, protagonizado por Peter Lanzani y Luis Brandoni, suma rating en la pantalla del cable (se emite primero por TNT), en TELEFE, las aplicaciones de de ambas señales, y a través del Flow de la empresa de cable, que además, tiene la chance de verse en su totalidad, para calmar a los más ansiosos.

En Un Gallo para Esculapio Bruno Stagnaro (Okupas) trabaja lo local desde la particularidad de la historia de un joven recién llegado del interior llamado Nelson (Lanzani) y su ingreso al mundo de la delincuencia en una banda liderada por Esculapio (Brandoni). El programa recupera no sólo el mundo marginal que también Stagnaro conoce y transforma en series, sino también la jerga, la cultura y la música en un producto que eleva en todo sentido la calidad de la TV actual.

“Esta sinergia que se armó con TNT y Bruno, y todo el equipo, es un orgullo hacer este programa, costó mucho, por eso quiero agradecer a los protagonistas, para mí es un placer haber trabajado finalmente con ellos, se esperó mucho tiempo para trabajar con Bruno”, afirmó Sebastián Ortega durante la presentación a la prensa del programa.

En esa misma línea de alianzas El Jardín de Bronce, de HBO, en asociación con Pol-Ka, fue el suceso televisivo del año, no sólo por lograr llevar a la pantalla la increíble novela de Gustavo Malajovich, sino porque contó con un nivel de producción cinematográfico enmarcando en la Ciudad de Buenos Aires el derrotero de Fabián Danubio (Joaquín Furriel) tras la misteriosa desaparición de su hija.

Paul Drago Gerente Senior de Producciones Originales de HBO dice “para HBO El Jardín de Bronce es una oportunidad de volver a la Argentina y de contar una historia que si bien es 100 porciento local es una historia universal. Todos al leer la novela y el guion teníamos en claro que había que hacerlo. Esperamos que ponga el nivel nuevamente muy alto de producción”.

Otra serie que apuesta a lo local, y que se estrenó recientemente en la plataforma de CINEAR es La Chica que limpia, protagonizada por Antonella Costa, un viaje al interior de Córdoba a partir de la narración de la vida de Rosa (Costa), una mujer que intenta ganarse la vida limpiando oficinas y que de pronto se ve envuelta en el mundo del hampa (algo similar a lo de Un Gallo…).

“Me gustó la propuesta en general y creo que está desarrollada desde la producción y lo artístico con mucha astucia y aprovechando el momento de transición que está viviendo la televisión, antes se veía más la universalización, dividiendo espectáculo con otras propuestas, el espectáculo, es decir la telenovela y más, se universalizaba más y ahora está pasando otra cosa, se mezclan ideas y conceptos y esta serie aprovecha esto al máximo, sabiendo que es una transición, sin saber aún el resultado, estoy muy entusiasmada por La chica que limpia porque está llena de aciertos” afirma Costa, y además agrega sobre el momento particular de la industria “es el don argentino, cuando estamos más complicados, sentirnos más impulsados para hacer cosas, que si bien tuvo apoyo estatal, que ahora no lo hay, la presencia del estado en el ambiente cultural y artístico es necesaria, porque con esa plata no sólo se le paga a actores, se pone en movimiento una industria enorme”..

“Pensamos que iba a ser para la televisión de aire, no había tantas plataformas y siempre nuestras referencias eran series de afuera inalcanzables a nivel presupuestario, por eso fuimos muy creativos, trabajamos con un director de fotografía italiano que hizo una propuesta estética increíble y siempre trabajamos la producción, de presupuesto chico, tuvimos igual 50 locaciones pero con cada movimiento pensado, con mucho talento del equipo y cuidamos mucho todo, y por suerte quedó muy bien” dice la productora de la serie Paola Suárez de Germina Films.

Cuéntame cómo pasó, la apuesta de la TV Pública Argentina a la ficción original es la adaptación de la serie homónima de la TVE, Televisión Española, y que cuenta con el protagónico de Imanol Arias para narrar hechos de la historia de ese país. Aquí el foco fueron los años de la dictadura cívico militar, arrancando con el fallecimiento de Juan Domingo Perón.

Nicolás Cabré protagonista del envío afirma sobre la tira diaria que es “buena excusa para que se reúna la familia para los que conocen o creen conocer, uno termina hablando de política, pero esto va más allá, desde la ropa, la música, el archivo, se unifican las voces desde el relato de Carlitos, el hijo menor, creo que es un programa bastante novedoso que va a sorprender“.

Por otro lado Leonor Manso, que interpreta a Herminia, la abuela de la familia agrega sobre la realización dentro del canal “es buenísimo, semejante edificio, Sofovich lo destruyó, hice cosas maravillosas allí con María Herminia Avellaneda, ahora es producción del canal, fuente de trabajo para el personal, actores, autores, y hablando de nosotros. Creo que nadie mejor que la TV Pública Argentina para hacerlo”.

Así, la TV local comienza a desandar nuevamente historias locales para recuperar identidad, alejada de esos momentos en los que sólo interesaba universalizar para exportar y encontrándose un público ávido de contenidos hablados en su idioma y con su idiosincrasia.

Un gallo para esculapio martes a las 22 en TNT y miércoles 23.15 en TELEFE. Completa en On Demand de Flow y Canal 1 HD.

El Jardín de Bronce disponible en HBO GO.

Cuéntame cómo pasó lunes a jueves a las 22 por TV PUBLICA.

La chica que limpia disponible en CINEAR.

El Maestro disponible completa en On Demand de Flow y Canal 1 HD y en breve por El Trece.

Comentarios