EscribiendoCine
14/08/2017 13:26

El mundo del cine está plagado de asesinas famosas. Pasan de ser iconos de damiselas en peligro a ser unas auténticas asesinas en serie que se salen con la suya. Durante las tres últimas décadas el mundo del cine ha revolucionado la imagen de la mujer en la gran pantalla.

Kill Bill: Vol. 1

(2003)
9.0

Nikita, la cara del peligro (1990): En la película de Luc Besson, una jovencísima Anne Parillaud se convierte en una adicta a las drogas y una asesina letal. Esta película no solo puso en escena a Anne, sino que convirtió a Besson parte de su fama mundial

La asesina (1992): Bridget Fonda fue la encargada del primero de muchos de los remakes de Nikita. La versión americana del clásico francés corrió a cargo de John Badham para llevar a la asesina letal francesa a la gran pantalla americana.

Memoria letal (1996): Una película que en su momento batió record de ventas, puso a Geena Davis en la gran pantalla convertida en una gran asesina. El guión de Shane Black hace que esta ama de casa se de cuenta que realmente es una asesina sin memoria.

A sangre fría (2003): Daryl Hannah se convierte en una asesina al servicio de la CIA pero empieza a tener conciencia. Una película del clásico cine de acción donde una mujer empieza a tener remordimientos de conciencia.

Kill Bill: Vol. 1 y Vol 2 (2003-2004): Quentin Tarantino nos presentó a una Uma Thurman irreconocible en su papel de asesina. No era una asesina corriente con arma de fuego sino que prefería el acero japonés para acabar con todos sus enemigos. Una película que puso el gore en la gran pantalla con una mujer a la cabeza.

Wanted (2008): En la adaptación del comic de Mark Millar vemos a una Angelina Jolie en el papel de asesina letal. La encarnación de Fox por parte de Angelina hizo que nos quedásemos con la boca abierta viendo su interpretación en la gran pantalla con las balas con una trayectoria curva.

Casino Royal (2006): Eva Green se convierte en una villana y asesina es esta entrega de James Bond con Daniel Craig a la cabeza. A pesar que parece que está en el bando de los buenos, Eva Green roba el dinero de la partida de póker para vendérselo a los malos. Puedes experimentar la adrenalina de jugar al póker con emoción que se experimenta en los casinos online y sentirte un auténtico James Bond.

Comentarios