Juan Pablo Russo
23/01/2017 13:28

El director de 31 años, ganador de siete Globos de Oro con La La Land: Una historia de amor (2016), el suntuoso musical que rinde tributo a la era dorada del género en Estados Unidos, también podría arrasar en la próxima entrega de los Oscar. Damien Chazelle es la versión joven de Quentin Tarantino o Martin Scorsese, un nerd superdotado, súper inteligente, que conoce muy bien los clásicos como para saber deconstruirlos y volverlos a armar de una nueva manera, fresca y moderna. Todo indica que será un año memorable para este director debutó en 2009 con Guy and Madeline on a Park Bench.

La La Land: Una historia de amor

(2016)

Nacido en Rhode Island , Damien Chazelle es hijo de la escritora Celia Martin y el franco-estadounidense Bernard Chazelle, un pionero en las ciencias de la computación y un gran fanático del jazz y el blues.

Inspirado a muy temprana edad por el épico film sobre la guerra civil de Edward Zwick Gloria (Glory,1989), Chazelle decidió hacerse cineasta. Pero tomó clases de batería de jazz en la secundaria, con las que se obsesionó tanto que practicaba ocho horas al día. No fue hasta que comenzó a leer sobre estudios visuales en Harvard que se dio cuenta que su verdadera vocación era el cine.

Chazelle escribió, produjo, ayudó a filmar y dirigió la mayor parte de su primera producción, el musical de jazz Guy and Madeleine on a Park Bench mientras aún no se graduaba de la universidad.

Continuó tocando la batería en Harvard, donde estaba en la banda con Justin Hurwitz, quien eventualmente se uniría al equipo de La La Land: Una historia de amor, que ganó el Globo de Oro por mejor canción original 'City of Stars' y banda sonora.

Pero Damien Chazelle siempre sufrió de pánico escénico antes de cada presentación y entendió que sus nervios serían un obstáculo en una eventual carrera como músico.

"No podía controlar ese tipo de terror particular que venía al subirme al escenario, o presentarme frente a la gente, o simplemente tocando?, dijo en una reciente mesa redonda con otros directores con The Hollywood Reporter.

Chazelle dijo que igualmente se pone nervioso dirigiendo e incluso viendo proyecciones y mostró su "sombro hacia los actores", que son "mejores en manejar [el miedo] que yo".

Su aspiración de convertirse en baterista fue la inspiración para su segunda película, Whiplash, Música y Obsesión (Whiplash, 2014) , que cuenta la intensa relación entre un profesor abusivo y su estudiante de jazz.

La película arrasó en festivales de cine y ganó tres Oscars, incluidos el de mejor actor de reparto para J.K. Simmons , y nominaciones a mejor película y guión para Chazelle.

Y ya entonces Chazelle --que aparece en los créditos de El último exorcismo Parte II (The Last Exorcism Part II), Grand Piano (ambas en 2013) y en el thriller del año pasado Avenida Cloverfield 10 (10 Cloverfield Lane) - tenía ambiciones de hacer un musical.

En una entrevista en 2014 con la AFP , habló de su nostalgia de la era de oro de las comedias musicales en Estados Unidos, de los estelares papeles de Jacques Demy, Ginger Rogers, Fred Astaire y Gene Kelly.

"Fue la última generación que le bailó jazz, justo antes del rock. Las décadas de 1930 a la de 1960 significan mucho para mi, no sólo cinematográfica sino musicalmente?" , indicó.

El próximo proyecto de Chazelle es First Man , una cinta biográfica sobre Neil Armstrong, cuyo rodaje deberá comenzar en los próximos meses, y con la estrella de La La Land: Una historia de amor Ryan Gosling interpretará el papel del incónico astronauta.

Comentarios