Rolando Gallego
12/12/2016 13:32

En la década del ochenta del siglo pasado hubo una exploración en la TV y en el cine como nunca antes había pasado. Ante la caída de grandes relatos y el anunciado fin del cine, cientos de productos invadieron las pantallas imponiendo figuras que de un día para el otro eran elevados en la categoría de íconos.

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

(1999)
8.0

Era la búsqueda de productos que superaran la sinergia, por ejemplo, como el que Star Wars (1977) impuso, un modelo de producción, que se traducía no sólo en taquilla y rating sino que, principalmente, buscaba en la proliferación de productos y merchandaising asociados a la propuesta.

Dentro de este panorama, sin duda una de las figuras emergentes de esa exploración fue Marc Singer, un ignoto actor canadiense que supo conocer las mieles del éxito al protagonizar una de las series emblemáticas de la ciencia ficción V: Invasión Extraterrestre.

V: Invasión Extraterrestre catapultó a la fama a este intérprete que venía de su primer protagónico en cine con El Señor de la Bestias (The Beastmaster, 1982), una película que no tuvo mucho éxito pero que se convirtió en objeto de culto rápidamente por los fanáticos del género.

Singer esperaba que ese papel lo consolidara como figura, luego de participar en las series más emblemáticas de la época como El crucero del amor, Columbo, El Planeta de los Simios, Barnaby Jones y Hawai 5-O, todas de gran exito pero que no le servían aún para posicionarse.

De la mano del productor, director y creador de programas (conocido ahora como showrunner) Kenneth Johnson, con series como La mujer biónica, El hombre nuclear y El increíble Hulk, le llega la propuesta de interpretar en una serie de ciencia ficción al líder de la resistencia ante una invasión alienígena.

Ávido de suceso y éxito, rápidamente suma a su serie de participaciones secundarias un gran protagónico, Mike Donovan, el personaje con el que V: Invasión Extraterreste lo catapultaría a la fama mundial. Un rol del que Singer hoy en día no puede despegarse, pero que aceptó con cierto recelo “es una responsabilidad, y una elección, para enseñar que es posible en el espíritu humano algo, para mí fue una gran elección, muy importante, que conlleva responsabilidad y dedicación, hay y también es una sorpresa porque todos somos héroes en nuestras vidas y los actores sólo somos un vehículo de esto” dice en exclusiva para EscribiendoCine en su reciente visita a la Argentina Comic-Con.

V: Invasión Extraterrestre comenzó tímidamente como una miniserie de dos episodios, en la que, si todo funcionaba, se preveía ya una continuación. Los números acompañaron, y rápidamente otros tres episodios, en el mismo año, se programaron para continuar con la avidez de los espectadores sobre ese universo de alienígenas, lagartos, naves espaciales, y, principalmente, una resistencia encabezada por el personaje de Singer que atrapaba al público femenino y masculino por igual.

Al año siguiente la cadena encargaría una temporada completa del envío, 19 episodios que profundizaron, principalmente, en las relaciones entre extraterrestres y humanosV: Invasión Extraterreste fue una creación particular, fundacional, no estoy seguro ni creo que otra serie pueda trascender y convertirse en objeto de culto”, dice Singer sobre el programa.

Tras el éxito descomunal de la serie el actor participó años después en programas como Dallas, Simón y Simón, la serie animada Batman, en los reboots televisivos de Beastmaster, en Arrow y hasta en la remake de V que se hizo hace algunos años “yo me sumé hacia el final de la remake, al fin de la segunda temporada, justo cuando se canceló, era interesante” afirma sobre la propuesta.

Hoy Marc Singer sigue en Arrow y viaja alrededor del mundo firmando autógrafos, dando charlas y jugando a ser Mike Donovan, ese héroe que le tocó interpretar y del que nunca podrá desprenderse.

Comentarios