Juan Pablo Russo
03/07/2016 16:02

Si con Historia de un clan, la unión de los hermanos Ortega logró combinar realidad y ficción a través de una puesta en escena original que se alejaba de ciertos vicios de la TV local, con El marginal, que puede verse los jueves a las 22.30 por la TV. Pública, consolidan ese vínculo artístico y apuestan a más.

En la primera temporada de la serie, que consta de 13 episodios de una hora cada uno, dirigidos por Luis Ortega, Javier Pérez y Alejandro Ciancio y con un elenco integrado por Juan Minujín, Martina Gusmán, Carlos Portaluppi, Claudio Rissi, Gerardo Romano y Cristina Banegas, se narran las tribulaciones de los presos y el mundo jurídico policial que los rodea en un lenguaje crudo y a ritmo vertiginoso.

El Marginal trabaja el género carcelario pero con una propuesta estética plagada de detalles poéticos, al borde del absurdo, evitando caer en la simple denuncia, y sorprendiendo con un universo narrativo y visual influenciado por cineastas de la talla David Lynch y Lars von Trier

Miguel Dimarco, interpretado por Juan Minujín, es un ex-policía que ingresa como convicto en la prisión de San Onofre con una identidad falsa (Pastor) y una causa inventada. Su misión será infiltrarse dentro de una banda mixta de presos y carceleros que opera desde adentro del penal y, además, hallar a los captores del secuestro de la hija adolescente de un importante Juez de la Nación y averiguar su paradero.

Tras descubrir que se encuentra cautiva en un área de la cárcel y lograr su liberación, Miguel es traicionado y queda alojado tras las rejas como un reo más. Sin testigos que conozcan su verdadera identidad y rodeado por los peores delincuentes y asesinos, Di Marco pronto comprenderá que sólo escapando podrá salvar su vida y recuperar su nombre.

Como sucedía en Historia de un clan, la ficción funciona como reflejo de la realidad. Mientras que la vivienda de la familia Puccio podía ser leída como metáfora de lo que en esos años ocurría en la Argentina, la cárcel es un espacio geográfico tan salvaje como el afuera, donde los más débiles serán fagocitados por los poderosos. Cómo en una jungla cada eslabón de la cadena deberá hacer lo imposible para sobrevivir.

El marginal es un proyecto liderado por Sebastián Ortega y realizado en la misma locación de la ex cárcel de Caseros, escenario de la mítica Tumberos. Recientemente obtuvo el Gran Premio del Jurado del Festival Series Manía en París, y los rumores dan cuenta que habrá una segunda temporada, alentada por el servicio de streaming Netflix.

Comentarios