Emiliano Basile
19/12/2014 23:39

Un año con grandes y esperados regresos, en los que se destacan producciones de los años ochenta de vuelta a escena con remakes o secuelas que respetan la esencia de la película original. También veremos los nuevos proyectos de: Tim Burton, Paul Thomas Anderson, Quentin Tarantino, Martin Scorsese, Michael Mann, etc.; entre otras secuelas de sagas ultra instaladas en el imaginario colectivo del público.

Mad Max: Furia en el camino

(2015)

Entre los grandes estrenos que recupera la tradición del film original se encuentra Mad Max: Furia en el camino, protagonizada por Tom Hardy, siempre dispuesto a poner el rostro y cuerpo a hombres duros en contextos complicados. La nueva versión del film con Mel Gibson es una producción australiana (como el film de 1979) y está dirigido por George Miller, responsable de la saga de los años ochenta. Viendo el trailer uno puede imaginar que se trata de una remake de la segunda parte de Mad Max centrada en un futuro apocalíptico donde las tribus urbanas se disputan el poco petróleo que queda, único tesoro anhelado de la humanidad, en una carrera a muerte por las rutas a toda velocidad. Va el 14 de mayo.

Otro de los grandes estrenos del año es la quinta parte del afamado cyborg proveniente del futuro: Terminator: Génesis, tiene la vuelta de Arnold Schwarzenegger a la saga, (como tiene que ser), tras la olvidable Terminator: La Salvación. Se estrena en julio. Pero Arnold vuelve también a la comedia, el otro género que lo trató muy bien en los ochenta con Triplets, secuela de Gemelos (Twins, 1988), dirigida también por Ivan Reitman.

Jurassic World es la cuarta parte de Jurassic Park (1993) que retoma los hechos sucedidos en la película original. No dirige Steven Spielberg pero busca recuperar la esencia de la primera parte. En diciembre, a fin de año, vuelve Rambo con la quinta parte de la saga. Sylvester Stallone no se da por vencido con su guerrero solitario y escribe y dirige esta continuación.

También vendrán las remakes de Poltersgeist, el clásico de los ochenta producido por Steven Spielberg y de Punto límite (Point Break, 1991), el gran film sobre ladrones de bancos enmascarados como presidentes de los Estados Unidos que pasaban su tiempo libre surfeando. Gran película que protagonizó Keanu Reeves y el fallecido Patrick Swayze. De ambas películas no sabemos aún si podrán estar a la altura de las originales. Esperemos que sí por el bien de nuestros recuerdos.

Además se estrena lo nuevo de Michael Mann llamado Hacker: Amenaza en la Red, un thriller cibernético, y de Alejandro González Iñárritu con Michael Keaton llamado Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), interpretando a un actor reconocido y condenado por componer en su pasado a un súper héroe. ¿Les suena? Esta última tiene amplias chances de ganar el Oscar.

Por otra parte llegan las nuevas películas de Tim Burton (Big Eyes), del siempre interesante Paul Thomas Anderson (Vicio Propio), Ron Howard por 2 (Inferno, una adaptación libre de la Divina Comedia del Dante, y En el corazón del mar), los octogenarios Clint Eastwood (Francotirador) y Woody Allen con sus producciones anuales. Y llegando el fin de año vuelven el creador de Sexto sentido M. Night Shyamalan con The visit, el gran Martin Scorsese (Silencio) y el posmoderno Quentin Tarantino (Los 8 más odiados).

Quienes gusten del cine con aspiraciones más artísticas podrán ver El cuarto azul (La chambre bleue), la última película dirigida y protagonizada por el francés Mathieu Amalric que participó del último festival de Cannes, lo nuevo de los hermanos Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne (Dos días, una noche), lo último de Terrence Malick aún sin título, y un par de reposiciones de clásicos de Ingmar Bergman en calidad de reestreno.

Para finalizar llegan este 2015 las continuaciones de exitosas y recientes sagas como Búsqueda Implacable 3 (Taken 3), Rapidos y furiosos 7 (Furios 7), pospuesta desde la muerte de Paul Walker, la vuelta de Los vengadores con Avengers: Era de Ultrón, nuevas aventuras del insolente osito de peluche con Ted 2, otra de James Bond bajo la dirección nuevamente de Sam Mendes y el cierre de la nueva saga Peter Jackson con El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos.

Claro que todo esto es sólo un antecedente del primer film que da comienzo al 2016 con Star Wars: El despertar de la fuerza que, siguiendo esta línea planteada, promete recuperar al elenco y esencia de la saga original. Esperemos disfrutando mientras tanto.

Comentarios