EscribiendoCine
19/02/2013 13:57

Aunque todo apunta a que la 85 edición de los Oscar tendrá un escaso sabor latino, películas como la chilena No, el fotógrafo Claudio Miranda, el diseñador Paco Delgado y el mexicano José Antonio García cuentan con opciones a la estatuilla a la que también opta el cortometraje documental hispano Inocente.

El curioso caso de Benjamin Button

(2008)

Claudio Miranda: ¿La segunda será la vencida?

De raíces chilenas, Claudio Miranda se ha consagrado como uno de los profesionales técnicos más prestigiosos de la meca del cine tras lograr la segunda nominación de su carrera a un Óscar como mejor director de fotografía, en esta ocasión por Una aventura extraordinaria, cuatro años después de ser candidato por El curioso caso de Benjamin Button.

Las opciones de Miranda al premio son las más altas de entre los latinos, según las previsiones, que apuntan a un pulso del chileno con Roger Deakins, quién ya le aventajó este año en la gala de la Sociedad Estadounidense de Directores de Fotografía por Operación Skyfall.

Miranda, por su parte, se alzó con el galardón en los Bafta británicos.

Entre sus créditos más recientes se encuentra Tron: El legado y recientemente acaba de concluir su trabajo en Oblivion: El tiempo del olvido, con Tom Cruise.

No: A por el sí en los Oscar

Su director, Pablo Larraín, confesó su sorpresa cuando No resultó nominada en la categoría de mejor película en habla no inglesa. Un reconocimiento que fue ya una satisfacción "maravillosa" para él y su equipo, que acudirá a Los Ángeles para vivir la exclusiva ceremonia sin demasiadas expectativas de premio.

Larraín señaló como ganadora a la cinta austríaca Amour de Michael Haneke, la gran favorita que además es candidata a otros cuatro galardones, incluido el de mejor película, mejor director y mejor guión original.

Una derrota de Amour como mejor film extranjero sería una sorpresa mayúscula, pero la historia de los Óscar no es ajena a resultados imprevistos.

No, el primer largometraje chileno que aspira a la estatuilla, está basado en la obra de teatro El plebiscito, de Antonio Skármeta, sobre la campaña opositora previa al plebiscito del 5 de octubre de 1988 en Chile, cuando ganó la opción del No contraria a la continuidad del dictador Augusto Pinochet, narrado todo ello a través de los ojos del joven publicista (Gael García Bernal) encargado de orquestarla.

Amour y No compiten además con War Witch (Canadá), La Reina Infiel (Dinamarca) y Kon-Tiki: Un viaje fantástico (Noruega).

José Antonio García: el representante mexicano

Tras más de dos décadas asegurándose de que las producciones de Hollywood suenen de película, el mexicano José Antonio García resultó por primera vez nominado a un Oscar a la mejor mezcla de sonido por Argo, cinta que parece llevar la delantera para proclamarse ganadora en la ceremonia de estatuillas.

Los analistas estiman sin embargo que el equipo del musical Los Miserables le arrebatará el triunfó a Argo en esa categoría, y por ende a García, quien además tiene como contendientes a los responsables de Lincoln, Una aventura extraordinaria y Operación Skyfall.

Paco Delgado: Del Goya al Oscar

Reciente ganador del Goya por el vestuario de Blancanieves, el español Paco Delgado compite este domingo por el diseño de los trajes de época del musical Los Miserables ambientado en Francia durante la segunda mitad del siglo XIX.

Para la versión cinematográfica del musical clásico, Paco Delgado lideró un equipo de 40 personas, cuyo objetivo fue vestir a un total de 2,200 personas, entre actores y figurantes. A medio camino entre su estudio en Madrid y otro en Londres, terminó supervisando el diseño de 1,500 piezas.

Delgado ha trabajado con cineastas de renombre como Pedro Almodóvar, Alex de la Iglesia y Alejandro González Iñarritu, todos ellos de marcada personalidad.

Este domingo competirá con el vestuario de Anna Karenina diseñado por Jacqueline Durran; Joanna Johnston por Lincoln; Eiko Ishioka de Espejito, Espejito y Colleen Atwood por Blancanieves y el cazador.

Inocente: una historia inspiradora

Inocente es una historia de superación personal de una adolescente del mismo nombre que aspira a ser artista mientras vagabundea por las calles de San Diego.

La joven es una inmigrante indocumentada que ha sobrevivido a una infancia de malos tratos y cuyas experiencias fueron captadas por las cámaras de Sean Fine y Andrea Nix y el resultado logró una candidatura como mejor cortometraje documental para los Oscar.

Fine y Nix ya habían conseguido una candidatura al mejor documental en 2008 gracias a su film War Dance.

Inocente pasará ahora a desfilar alfombra roja de los premios de la Academia aunque todo apunta a que Open Heart y Mondays At Racine se reparten la mayoría de los votos para alzarse con el galardón.

Comentarios