Galia Bogolasky
03/01/2013 13:30

Stefan v/s Kramer

(2012)

En el año 2012 el Cine Chileno se caracterizó por aumentar notoriamente la cantidad de estrenos, además de tener una gran variedad de producciones, desde las más independientes y más premiadas, hasta el mayor éxito comercial del cine chileno en su historia. Este logro fue para Stefan v/s Kramer, una película hecha por un comediante en base a sus imitaciones conocidas por la televisión y grandes eventos nacionales, como la Teletón y el Festival de Viña del Mar. Logró más de 1 millón de espectadores, lo que batió todos los records de taquilla y congregó un nuevo público que no estaba acostumbrado a ir al cine, y menos de ver cine chileno. Otro hito es que el termina el año con la nominación de la película No de Pablo Larraín dentro de las 9 películas seleccionadas por la Academia en la Categoría de Mejor Película Extranjera en los Premios Oscar, y siendo la única película latinoamericana en esa categoría. Estos fueron los grandes hitos del 2012, pero el 2013 trae muchas sorpresas y mucha variedad, algo que es muy valorable después de muchos años de ver lo mismo; los mismos cineastas, las historias basadas en la época de la dictadura, y el típico humor chileno picaresco.

El 2013 viene con muchos estrenos, muchos de ellos de cineastas que estrenan sus opera primas y otros ya más consagrados. El panorama se viene muy interesante, con apuestas más riesgosas, con nuevos talentos y una visión más amplia de lo que es la realidad chilena y lo que quiere proyectar al mundo.

Uno de los estrenos más esperados del año es la premiada película de Dominga Sotomayor, De jueves a domingo que ganó el Tiger en el Festival Internacional de Rotterdam. La película narra la historia de Lucía y su viaje de vacaciones, en compañía de sus padres y hermano. Es un road movie, que narra en un tono muy contemplativo, como una familia se va desarmando en un camino hacia la separación y la distancia, desde la mirada de una niña. Cuenta con las actuaciones de Francisco Pérez-Bannen y Paola Giannini.

Que pena tu familia de Nicolás López es otro estreno esperado de principios de año, que cierra  la trilogía "Que pena" (Que pena tu vida, Que pena tu boda). En esta tercera película, Javier (Ariel Levy) y Ángela (Andrea Velasco) se convierten en padres y sufren la crisis de su matrimonio, explorando la fase final del romance. Mientras ella pierde interés en su marido y se centra en su carrera como actriz de televisión, él disminuye su confianza.

El 17 de Enero se estrena el celebrado documental El salvavidas dirigido por la talentosa Maite Alberdi, que ha tenido un recorrido por varios festivales con excelentes críticas. Narra la historia de un salvavidas y su peculiar estilo de guardacostas en una playa del litoral central de Chile.

El 24 de Enero es el turno de la película de Sebastián Badilla El Babysitter, una comedia romántica con temática adolescente y un humor especial, protagonizada por el mismo Badilla junto a Javiera Acevedo y Denise Rosenthal.

Luego viene el estreno de la Opera Prima de Javier Aguirrezabal G., (09) una historia de suspenso donde tres amigas se juntan en el día del cumpleaños de una de ellas, a realizar un trabajo de investigación para la universidad. En pleno proceso se enfrentan a un hecho policial que las obliga a mantenerse encerradas en la casa, y de esa manera aprovechan de usarlo como tema principal del reportaje investigativo, registrándolo con las cámaras de sus celulares. Es la primera película chilena filmada en este formato. Protagonizada por Juanita Ringeling.

Otra película muy diferente es la de Esteban Larraín llamado La pasión de Michelangelo a estrenarse a fines de marzo. La historia se sitúa en 1983, en plena dictadura militar, en un olvidado pueblo, un adolescente vagabundo de 14 años llamado Miguel Ángel asegura poder ver y hablar con la Virgen María. Su cara se comienza a ver en todos los medios y mientras se hace famoso, cientos de miles de personas peregrinan hasta el pueblo en el que vive, a participar en ceremonias donde profecías, estigmas, levitaciones y curaciones milagrosas son parte de la rutina habitual. Cuenta con las actuaciones de Patricio Contreras, Catalina Saavedra y Roberto Farías.

A mediados de año se espera el estreno de la Opera Prima de Alan Fischer llamada Hijo de Trauco. La historia se centra en un joven adolescente que vive en la Isla de Chiloé y emprende una aventura para descubrir la verdad sobre su padre, del que todos le habían hecho creer que es el Trauco. Una historia de descubrimiento y mucha mitología de la zona. Cuenta con las actuaciones de María Izquierdo, Luis Dubó, Daniela Ramírez y Alejandro Trejo.

Daniela Ramírez se repite en otro estreno de este 2013, en la película La Jubilada de Jairo Boisier. Ella interpreta a Fabiola Neira, una ex actriz porno que vuelve a su pueblo a conseguir un trabajo y reconstruir su relación con su padre y hermana. Todo cambia cuando conoce a un chico con el que comienza una especial amistad, de la que todo el mundo duda.

Otro de los grandes estrenos del año es Magic Magic del joven talentoso cineasta Sebastián Silva. En esta cinta, el director de La nana (2009) se reinventa para relatar una historia de terror psicológico en la que un grupo de amigas ven amenazadas sus vacaciones por el sur de Chile. Esta película da un giro a la industria con el fichaje de actores de Hollywood al cine chileno. Este estreno cuenta con la actuación de Juno Temple, Emily Browning y Michael Cera.

El 2013 trae muchas sorpresas, historias conmovedoras, distintas y vanguardistas. Hay un refuerzo en la historia contemplativa, personal, de personajes. Por otro lado vienen las  historias más comerciales, que pretenden convertirse en éxitos de taquilla, con mucho humor, personajes únicos y divertidos que van a romper el molde y van a salirse de la caricatura. Esperamos que este 2013 sea inolvidable y que los estrenos pasen a la historia del cine chileno, no sólo por romper cifras de taquilla, sino por ser reconocidas a nivel mundial con premios y criticas positivas. Ojalá este nuevo cine chileno sea un reflejo de los cambios que estamos viviendo como sociedad y que el nuevo talento y el talento consagrado se destaque aun más y sea aún más valorado no sólo por el propio público chileno, sino que logre ser reconocido a nivel mundial.

Comentarios