Andrea Villa
17/09/2012 14:35

Anticipándose a la primavera, este 20 de septiembre vuelve a la pantalla grande, pero esta vez en formato digital 3D, la ganadora del Oscar Buscando a Nemo (Finding Nemo, 2003), película animada de Walt Disney Pictures-Pixar Animation Studios que transporta al público hacia el fondo del mar en una aventura que permite explorar la vida submarina en la Gran Barrera de Coral australiana.

Buscando a Nemo

(2003)
9.0

La tecnología 3D le da una segunda vida a esta historia subacuática, y ya eso hace que valga la pena volver a enternecerse en el océano con la temática del vínculo padre-hijo que es eje de esta historia.

En esta versión tridimensional, se ven resaltadas las animaciones de paisajes marinos y especies acuáticas en toda su diversidad, que por momentos parecen quedar al alcance de la mano de quien ocupa una butaca en el cine.

Párrafo aparte para las escenas de la anémona en la barrera de coral donde vive Nemo y, luego, a la que muestra sus primeros momentos en la pecera. Es en esos pasajes donde el 3D se aprecia en todo su esplendor.

Sumergirse en esta divertida, tierna y colorida historia es descubrir el fascinante mundo que rodea a Nemo, un pequeño pez payaso de colores naranja y blanco sobreprotegido por su padre Marlin. Ansioso por comenzar su primer día de clases junto al Maestro Raya y otros compañeritos acuáticos, el protagonista termina inmerso en una andanza inesperada.

Es cuando, deseoso de tener aventuras, es atrapado por un buzo en mar abierto por no haber escuchado las advertencias de su padre acerca de las adversidades del océano. Debido a esto, Nemo pasa de nadar en un arrecife de coral a estar en la pecera del consultorio de un dentista en Sidney, quien pretende convertirlo en el regalo de cumpleaños de su sobrina Darla.

Mientras Nemo, con sus nuevos amigos marinos, busca la forma de escapar de la pecera, Marlin, desesperado, emprende un viaje junto a Dory -una pez espiga olvidadiza y optimista- a lugares desconocidos y peligrosos del océano durante el cuál se topará con tiburones,  medusas y tortugas, entre otros seres acuáticos, para tratar de localizar a su hijo.

Dirigida por Andrew Stanton y Lee Unkrich esta animación computarizada recibió el premio de la Academia a mejor película animada y estuvo también nominada a mejor guión original- a cargo de Andrew Stanton, Bob Peterson y David Reynolds-, mejor banda sonora (Thomas Newman) y mejor edición de sonido (Gary Rydstrom, Michael Silvers).

A su vez, esta cinta fue nominada al Globo de Oro como mejor película comedia o musical y nominada a mejor guión original por los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA) entre muchas otras menciones.

Así como Buscando a Nemo es una de las preferidas por los espectadores, entre los éxitos de Pixar- que en 2006 fue adquirida por Disney- se encuentran la trilogía de Toy Story (1995, 1999, 2010), Monsters, Inc (2001), la saga de Cars (2006, 2011), Wall-E (2008), UP Una Aventura de Altura (2009) y la reciente Valiente (Brave, 2012).

Buscando a Nemo esta dedicada al director canadiense Glenn Mc Queen fallecido en el 2002 con sólo 41 años. Mc Queen supervisó películas de animación digital como Monsters, Inc y Toy Story 2; y en homenaje a su trayectoria el personaje principal de Cars, Rayo, lleva su apellido.

Entre los actores que prestaron su voz a estos simpáticos personajes se encuentran Albert Brooks (Marlin), Willem Dafoe (Gill), Ellen DeGeneres (Dory), Eric Bana (Ancla), Geoffrey Rush (Nigel), Alexander Gould (Nemo), Allison Janney (Peach), John Ratzenberger (Jimmy) y muchos otros.

Comentarios