Ximena Brennan
14/05/2012 15:20

¿Quién puede pasar por alto en la historia del cine de ciencia ficción al dúo de Will Smith y Tommy Lee Jones juntos, en traje negro y matando aliens? El director Barry Sonnenfeld (reconocido por su famosa Wild wild west), junto a Steven Spielberg como productor ejecutivo, se encargó muy bien de sumergir a los espectadores en una Nueva York plagada de extraterrestres disfrazados de humanos y les abrió las puertas de una organización que combate el crimen alienígena para que conozcan todos sus secretos, armas y trucos. El 24 de mayo se estrena, en todas las salas del país, la tercera entrega de Hombres de negro 3, filmada en 3D, que promete algunas particularidades: Justin Bieber, Lady Gaga y el director Tim Burton se pondrán la piel de seres de otro planeta. Estas no son las únicas figuras reconocidas que “desfilan” por Hombres de negro 3. En la segunda parte apareció Michael Jackson interpretando a un personaje deseoso de formar parte de la organización como el agente M.

Hombres de negro

(1997)
10

Un éxito indiscutible
La saga de Hombres de negro (estrenadas en 1997 y 2002) fueron un éxito de taquilla recaudando más de mil millones de dólares en todo el mundo y convirtiéndose en dos de los films más exitosos de Columbia Pictures. La primera parte ganó el Premio de la Academia por Mejor Maquillaje y fue nominada a dos Oscar más por Mejor Banda Sonora y Mejor Dirección de Arte.

La evolución de la saga
La primera entrega comienza con el todavía oficial de policía James Edwards (Will Smith) persiguiendo a un sujeto sin saber que éste es un extraterrestre, quien le revela la inminente destrucción del planeta. Así comienza a cambiar la vida de este futuro J que se meterá de lleno en la organización secreta. Rastreado por K (Tommy Lee Jones), aprende todo lo necesario para ser un miembro oficial de la asociación. Juntos tendrán que detener a un extraterrestre gigante en forma de cucaracha que se mete en la piel de un granjero para hacer de las suyas.

En la segunda parte, han pasado cinco años desde que los agentes buscadores de extraterrestres evitaran un desastre intergaláctico, pero una nueva escoria aparece: la siniestra y seductora Serleena (Lara Flynn Boyle), una alienígena con forma de planta con tentáculos en busca de la “luz de Zartha”. K había regresado a la tranquilidad de una vida normal y a trabajar en su oficio; el servicio postal. Aquí se da el camino inverso al de la primera parte, ya que J tendrá que convencer a K de que vuelva a “disfrazarse” de negro y regrese a ayudarlo con este nuevo caso, no sin antes recordarle la historia de los hombres de negro. Esta vez, el experimentado parece ser J.

La tercera y última entrega propone un vuelta de tuerca: el agente K no sólo está desaparecido, sino que además lo reportan como fallecido. Es J quien deberá tratar de encontrarlo nuevamente y averiguar qué fue lo que le pasó a su compañero. Para eso, tendrá que viajar en el tiempo, más precisamente a 1969, donde conocerá a un joven K, interpretado por Josh Brolin. Ambos, una vez más, deberán salvar al mundo de una nueva amenaza alienígena. En esta travesía J descubre secretos del universo que K nunca le contó. Esta vez, la amenaza tiene un nuevo rostro y es Yaz, encarnado por el actor y comediante Jemaine Clement (Rio, Mi villano favorito, La cena de los idiotas).

El cómic y la serie
La saga cuenta con el trabajo de guión de Etan Cohen, quien adaptó el cómic homónimo de 1990, escrito por Lowell Cunningham, para la película. El cómic, ilustrado por Sandy Carruthers, fue publicado inicialmente por Aircel Comics, que luego fue adquirida por Malibu y posteriormente por Marvel en 1994. Fueron publicados tres temas del cómic y al año siguiente otros tres. La idea pareció tan buena y original que no tardó mucho tiempo en saltar a la pantalla grande. En los dibujos estos “caballeros de negro” no sólo combaten extraterrestres sino también demonios e incluso mutantes al mejor estilo X-Men. Además parece ser que son los verdaderos gobernantes del mundo y utilizan métodos más oscuros, como el asesinato de testigos. Por otra parte, también existe la serie animada (Men in Black: The Series) lanzada entre 1997 y 2001, luego de estrenarse la primera entrega, y que contó con cuatro temporadas. Allí los agentes J y K se enfrentan diariamente a distintos casos de crímenes alienígenas. Si bien está basada en la película, algunos personajes fueron modificados y no contó con el éxito esperado.

Una estética particular
Hombres de negro instauró una impronta ajena a cualquier otra película del momento e incluso del género. Desde mostrar a la mujer ícono de Columbia Pictures con lentes negros y el famoso láser neuralizador al comienzo (a partir de la segunda entrega) hasta un estilo de relato dinámico y atrapante. Una parodia de organizaciones secretas; un universo fantasioso de hombres con trajes negros que juega con los límites entre lo real y lo ficticio, recurriendo siempre al humor y al absurdo. El director plantea además la idea de la falta de identidad, de pertenecer y saber más del espacio y las estrellas que de la tierra como un elemento nostálgico de los personajes. Lo que seguramente cautivó a los fanáticos de la saga, y más aún del género fantástico de Steven Spielberg, son los guiños al espectador sobre sus películas y su estilo, especialmente en la segunda entrega.

Hombres de negro es una gran mezcla de alienígenas con una trama detectivesca y plagada de efectos especiales; una pizca de política y otro poco acerca de la paz en toda la galaxia, sumado al plus de la tecnología. Una intensa combinación que la convierte en otra obra maestra de la ciencia ficción.

¿El lema?... “Somos quienes somos, aunque a veces lo olvidemos”.

Comentarios