Andrea Villa
09/04/2012 17:03

La película de amor más apasionante y más premiada a lo largo de la historia del cine, Titanic (1997), se reestrena este 12 de abril en formato 3D, luego de quince años de su aparición en las salas, para que los espectadores vuelvan a conmoverse con el trágico viaje del barco más lujoso.

Titanic

(1997)
8.4

Titanic retorna a la pantalla grande en esa fecha, sumándose a la tendencia reinante en Hollywood de implementar esta nueva tecnología, como conmemoración del centésimo aniversario del hundimiento del crucero de pasajeros, a raíz del choque con un iceberg en el océano Atlántico Norte. (ver párrafo al final A cien años del desastre: R.M.S. Titanic…).

James Cameron, quien escribió, dirigió y coprodujo esta exitosa película, ya había incursionado en la técnica del 3D con Avatar (2009). y anteriormente experimentó la multidimensionalidad en documentales en el 2001. Con respecto a Titanic explica: “Tuvimos que crear todo. Cientos de artistas trabajaron incansablemente para delinear desde cada objeto en el encuadre, hasta el rostro de cada uno de los personajes”.

El director canadiense es famoso por películas de ciencia-ficción como Aliens, el regreso (Aliens, 1986) -secuela de Alien, el octavo pasajero(Alien, 1979) de Ridley Scott-, Terminator (The Terminator, 1984) y Terminator 2 (Terminator 2: Judgment Day, 1991).

Este film súper taquillero, que tuvo su estreno allá por el año 1997, convirtió a los personajes Rose (Kate Winslet) y Jack (Leonardo DiCaprio) en la pareja romántica preferida del público y, por lo tanto, hizo saltar a la fama a los actores que la interpretaron. A su vez, Titanic fue ganadora de once premios de la Academia: mejor película, mejor director, mejor dirección de arte, mejor fotografía, mejor diseño de vestuario, mejores efectos visuales, mejor montaje, mejor banda sonora, mejor canción original, mejor sonido y mejor edición de sonido.

Esta obra no sólo resalta un amor prohibido por la diferencia entre clases sociales (camarotes lujosos para las clases adineradas y otros poco confortables –y hasta peligrosos- para los más humildes), sino también el sentimiento de perder a seres queridos y el instinto de supervivencia ante la desesperación del hundimiento del barco.

La película, que tuvo su estreno allá por el año 1997, da el paso del cine 2D al 3D para que los espectadores vivan otra experiencia de este relato. “El 3D enriquece todos los momentos más emocionantes de Titanic y sus momentos más conmovedores”, comenta Cameron sobre esta nueva versión. “El 3D eleva la experiencia a otro nivel. No solamente intensifica los ambientes espectaculares y la acción, también intensifica las interacciones humanas; los momentos más íntimos son más poderosos porque sientes que estás ahí con la pasión de los personajes, o con su miedo o esperanza”, agrega.

La historia es la misma. Conocida por millones de personas. Pero gracias a la conversión al cine de tres dimensiones las escenas parecen cobrar más vida, surge una sensación de ‘estar allí’, de ser parte del pasaje del barco y padecer la tragedia más de cerca. Hay varias escenas donde se lucen a pleno las cualidades de esta nueva tecnología. El momento del choque del Titanic con el témpano de hielo, los derrumbes provocados por la fuerza del agua y las tomas hacia el océano son realmente espectaculares en esta versión.

Cameron expresa: “Siempre creí que el mejor uso de la 3D era involucrar todavía más al espectador, hacer que se introdujera a la pantalla para vivir el momento con los personajes”. Y añadió “Titanic es mi bebé, así que realmente me quería poner a trabajar e involucrarme en cada paso de la conversión. Me pareció sensato ofrecer la película en este nuevo formato en el centécimo aniversario del hundimiento”.

Este director se reunió con su antiguo socio productor Jon Landau para comenzar con el procedimiento artístico de visualizar nuevamente la película y de llevarla a las tres dimensiones. Cameron se encargó de que se utilizaran las herramientas visuales más modernas: “Quería asegurarme que la conversión pudiera ser realizada de manera convincente y sin compromisos”, afirma.

Por su parte, Landau sostiene: “El 3D es perfecto para las múltiples escenas de Titanic, que no solamente son de acción. Yo espero que la conversión de Titanic ayude a los realizadores a darse cuenta que la 3D es tan apropiada para películas dramáticas como lo es el color. Desde la oportunidad de sentir como si estuvieras en el comedor con Kate y Leo, hasta volar con ellos en la proa, la gente quedará sorprendida por cómo se implican en la historia de una manera mucho más intensa”.

La fórmula de Cameron aplicada a Titanic llevó a que esta película sea una de las más recordadas y premiadas a lo largo de la historia del séptimo arte. Es por esto que volver a disfrutarla con la tecnología en tres dimensiones es un atractivo extra para sus seguidores y un arma de seducción para aquellos que nunca vieron este largometraje.

A cien años del desastre: R.M.S. Titanic

El Royal Mail SteamshipTitanic (Buque de vapor del Correo Real Titanic) inició su viaje inaugural el 10 de abril de 1912. Zarpó desde Southampton, Inglaterra con destino a Cherburgo, Queenstown y Nueva York. Luego de cuatro días de navegación, el barco chocó un 14 de abril a las 23:40 con un iceberg al sur de las costas de la isla de Terranova en el Atlántico Norte; y se hundió al día siguiente a las 2:20 de la mañana. La tragedia provocó la muerte de 1.517 pasajeros.

Comentarios