Juan Pablo Mazzini
31/03/2012 23:07

Todo empezó en Haedo en el año 1996, cuando un grupo de amigos, que venían realizando cortos de forma amateur, bajo el nombre de Farsa Producciones, se propone dar el salto y hacer su primer largometraje: Plaga Zombie (1997).

Plaga Zombie: Zona mutante: Revolución tóxica

(2011)
8.0

La película, dirigida por Pablo Parés y Hernán Sáez, no solamente se erigiría como el primer material independiente que aborda abiertamente la temática zombie en nuestro país, sino que también se convertirá en la piedra basal de todo un movimiento cinematográfico de género independiente, que no ha parado de crecer hasta el día de hoy.

La acción transcurre en el año 1997, y plantea una invasión extraterrestre a la tierra: Los aliens transforman a un grupo de personas en zombies, formando una suerte de escuadrón de la muerte que tiene como fin eliminar a la raza humana. Ante este aterrador panorama; el científico Max Giggs (Hernán Sáez), el médico Bill Johnson (Pablo Parés), y el luchador de catch John West (Sebastián Muñíz); que se encuentran en el epicentro de la invasión, deberán valerse de sus habilidades para acabar con los no muertos y salvar a la tierra.

Realizada con un bajísimo presupuesto (inferior a 200 dólares), una cámara VHS y Fx caseros, Plaga Zombie resulta ser un sólido producto de género, tanto desde lo narrativo, combinando el terror con la ciencia ficción y la comedia negra; como desde su notable trabajo de encuadre y montaje.

Luego de circular en el under, la película es presentada al público en la convención de comics Fantabaires de los años 1999 y 2000; y desde allí llegaría a festivales como el de SITGES en España y el Sobras Film Festival de Chile.

Ya en el año 2001, y sólidamente constituida como productora independiente, Farsa saca a la luz Plaga Zombie: Zona Mutante. Mientras la primera narraba los sucesos del primer día de la invasión, esta secuela también dirigida por Sáez y Parés, ubica a los mismos protagonistas en el segundo día de la misma. Esta vez nuestros héroes no sólo tendrán que vérselas con los muertos vivientes, sino también con el FBI, que intentará por todos los medios deshacerse de ellos y tapar el asunto; dejando en claro que más allá de los aliens, el enemigo está claramente entre nosotros. Cualquier similitud con los sucesos de fines de ese año en nuestro país no es en absoluto una casual coincidencia.

Plaga Zombie: Zona Mutante se estrena en el cine Cosmos, desbordando su capacidad; logra proyección internacional viéndose en festivales de España, Chile e incluso Bélgica, y es reestrenada en el Malba en el año 2003. Por otra parte, tanto esta película, como su primera parte se editarán en DVD no sólo en Argentina, sino también en países como Estados Unidos, Canadá y Alemania.

Diez años de largometrajes, videoclips y producciones de todo tipo; separan a Plaga Zombie: Zona Mutante, de la tercera parte de la saga de Farsa: Plaga Zombie: Zona mutante: Revolución tóxica (2011), estrenada el pasado 30 de Marzo, luego de una avant premiere, con varias funciones a sala llena, en el Festival Buenos Aires Rojo Sangre del año 2011.

Nuevamente bajo la dirección de Sáez y Parés, esta tercera parte nos ubica en el tercer día de la invasión, con los zombies ganando cada vez más terreno; lo que pone a West, Giggs y Johnson en la situación de planificar una estrategia concreta para repeler definitivamente la invasión.

Plaga Zombie: Zona mutante: Revolución tóxica dobla la apuesta en todos los sentidos posibles respecto a sus predecesoras: Presenta una notable factura técnica, que da la pauta de cuánto han evolucionado los realizadores desde los '90 hasta hoy. Se permite escenas mucho más divertidas y atroces, condimentadas con peleas muy bien coreografiadas, e incluso momentos musicales. Y por primera vez explora los conflictos internos de los personajes, que se verán obligados a luchar no sólo contra los zombies, sino también contra sus propios temores y fantasmas.

Si algo se pudiera decir de esta saga, sería que se trata de una muy buena transposición cinematográfica del concepto punk de "hazlo tú mismo". Farsa no solamente generó la primer trilogía zombie de la historia de nuestro cine, sino que también mediante ésta, sirvió como influencia e inspiración a muchos otros realizadores, que al día de hoy constituyen un movimiento con todas las letras.

Mientras que en la ficción, los integrantes de Farsa luchan por la salvación de la Tierra; en el plano real luchan por una causa casi igual de compleja: la consolidación de un verdadero cine independiente.

Comentarios