Juan Pablo Russo
17/05/2010 14:24

Son 200 años los que cumplen la patria y un poco más de cien los que cumplen el cine. Pero vaya esta excusa para hablar de origines, hitos, y verdades del criticado, bastardeado y amado Cine Argentino. A continuación les proponemos un dossier con un poco de la historia y algunas subjetividades que hablan de nuestro cine, que en resumidas cuentas sintetiza nuestra historia.

El Secreto de sus Ojos

(2009)

El principio del fin

 Fue allá en el año 1896 cuando se realizó la primera exhibición cinematográfica, no solo para Argentina sino para toda América Latina, la misma fue en el desaparecido Teatro Odeón ubicado en la calle Esmeralda al 300, y si bien no se sabe a ciencia cierta que se proyectó en aquella ocasión, se cree que fue el clásico de los Lumiere Llegada de un tren a la estación lo que inauguró aquella noche histórica.

La revolución  es un sueño (eterno)

 Mientras que la primera proyección remite a 1896 fue recién el 22 de mayo de 1909 cuando se estrena la primera película argumental argentina, La Revolución de Mayo de Mario Gallo. El cortometraje de apenas unos minutos se realizó como parte de los pre- festejos del centenario de la patria  y se estrenó en el cine Ateneo ubicado entre Maipú y Corrientes de la ciudad de Buenos Aires. El valor de la entrada promedio – a valores actuales- era de entre $1.5 y $2.50  mientras que el precio en la actualidad para acceder a una sala de cualquier complejo oscila los $25.

Adiós a las películas mudas

 Históricamente se considera que la primera película sonora argentina fue Tango (1933) de Luis Moglia Barth, pero hay quienes aseguran que Luces de Buenos Aires (Manuel Romero), filmada en Francia y estrenada el 23 de septiembre de 1931 es quien merece ese título.

Los años dorados

Los años 50 fue la década de oro para el cine argentino, con 213 salas en Capital Federal  y 170 en el gran Buenos Aires. En 1950 se estrenaron 57 películas nacionales, considerado el año más productivo para la industria nacional. En el 2009 el total de estrenos fue de 84 producciones nacionales pero solo 10 superaron los 10.000 espectadores.

Cines de Barrio Vs. Multicine

 En la década del 60 Argentina contaba con más de 4.000 cines con un promedio de 3.000 butacas cada uno. En el año 2.000 la cifra era de 903, mientras hoy apenas si se supera  las 200 salas en todo el país. En los 90 llegaron los multicines en donde además de ir al cine se puede comer dentro de la sala. En un futuro se especula que los cines solo albergaran películas 3D.

La taquilla: Favio, Campanella y quien metió más

 A  ciencia cierta no hay datos comprobables del 80 hacia atrás, aunque se considera a Nazareno Cruz y el lobo de Leonado Favio  como la película Argentina más vista de la historia con alrededor de 3.2 millones espectadores. En la lista se debe incluir a El secreto de sus ojos de Juan José Campanella, Manuelita de García Ferré, El Santo de la Espada de Torres Nilsson y Camila de María Luisa Bemberg con más de 2 millones de espectadores cada una.

El futuro no es un cine

 Hoy la Argentina no solo está perdiendo los cines como espacio de proyección sino que también el público ha dejado de apoyar al cine como institución. Cada vez es menor el tiempo que una película dura en cartel y mayor el periplo que debe atravesar para conseguir una sala. Salvando casos excepcionales es muy raro que un film de producción nacional supere los 5.000 espectadores y su gran mayoría ni siquiera llega a los 1.000. En 2009 la película Argentina menos vista solo logró 37 espectadores.

Diez películas claves del Cine Argentino de todos los tiempos

La Revolución de Mayo,de Mario Gallo (1909) considerada la primera película argentina narrativa.
Tango, de Luis Moglia Barth (1933) para la mayoría de los historiadores es la primera película sonora realizada en la Argentina.
Dios se lo pague (1948), de Luis Cesar Amadori, Símbolo y referente de la época de oro del cine nacional.
Nazareno Cruz y el lobo, de Leonardo Favio (1975). Con sus más de 3.2 millones de espectadores es la película argentina más vista de la historia.
Camila, de María Luisa Bemberg (1983) Símbolo del cine de la post dictadura, fue nominada al Oscar y convocó a más de 2.130.000 espectadores.
La historia oficial, deLuis Puenzo (1984) Primera película nacional en ganar un Oscar y en catapultar a Norma Aleandro al estrellato internacional.
Un lugar en el mundo, de Adolfo Aristaraín (1991) ganadora de la Concha de Oro en el  Festival de San Sebastián es nominada al Oscar como representante uruguaya y luego descalificada por ser una producción mayoritariamente argentina. Ese mismo año nuestro país había enviado como representante nacional a El lado oscuro del Corazón de Eliseo Subiela, film que ni siquiera fue considerado por los miembros de la Academia.
La ciénaga, de Lucrecia Martel (2001) Hito fundamental del nuevo cine argentino y ópera prima de una de las mejores cineastas argentinas de nuestra época. FIPRESCI Argentina la premio como la Mejor Película de la última década.
Nueve Reinas,  de Fabián Bielinzky (2000) Primera y taquillera película del genial director que falleciera tiempo después de haber estrenado su segundo opus: El Aura (2005). Ambas fueron protagonizadas por Ricardo Darín.
El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella (2009) Segunda película en conseguir un Oscar para Argentina, además de haber superado la cifra de los 2.5 millones de espectadores solo en Argentina.

Comentarios