Hernán Panessi
28/09/2009 02:00

Las imágenes de MTV nos venden un, cada vez más, relevante “cuanto tenés, cuanto valés” como sinónimo de triunfo alcanzado. Ese fatídico (y lamentablemente novedoso) star system, alimentado por coloridos esclavismos modernos, mecha obras de auteur con poesía fílmica bastarda. Los video clips son, según pasa el tiempo, más parecidos a cortometrajes (¿o siempre lo fueron?). Desapareció la simpleza ao vivo de El Club del Clán, así que bienvenida la ampulosidad. Desde EscribiendoCine hacemos un repaso absolutamente caprichoso de algunos video clips (putativos cortometrajes) que merecen la pena ser recordados y, también, de algunos nuevos –o gemas desconocidas- que hacen falta hacerlos salir a lustre. “You’ve got a thriller” gritaba fervoroso el Dios del Pop en la cima del video, al borde de la producción fílmica. Ojo, acá también se consigue!

Clip-o-Domo

¿Video club? Para qué si en la tele pasan videos…Maravillas cinematográficas de la música en 4 minutos.

Aerosmith – Crazy (1994) Alicia Silverstone y Liv Tyler, dos diosas del Olimpo –por entonces- teen, en persecución escapista a lo Thelma y Louise (1991) modernas.

Bob Dylan – Subterranean Homesick Blues (1965) Uno de los primeros videos de la industria. Melancolía y discurso benéficamente explícito. Las imágenes valen más que mil palabras, ¿o al revés?

Daft Punk – Around The World (1997) Futuro en sincro de las tribus urbanas vistas por el manipulador visual (devenido cineasta) de Michel Gondry.

Guns ‘n’ Roses – Don’t Cry (1991) Presentado como cortometraje, esta canción muestra la ebullición interna de las emociones con créditos iniciales y toda la perorata.

Michael Jackson – Thriller (1982) Obra maestra del video musical. Dirigido por John Landis (le perdonamos: Un hombre lobo americano en Londres). Influencias zombies, coreografías para la UNESCO y la más increíble versión clip de cualquier track sobre la faz de la Tierra. Homenajealo.

Oasis – The Masterplan (1997) Melancolia industrial. Suburbios en ocaso. Los Oasis como dibujitos del plan maestro camorra-depresivo, propiciado por Liam Gallagher en estado cartoon.

Pearl Jam – Do The Evolution (1998) Video animado por Kevin Altieri (Batman: La Serie Animada) y Todd Mc Farlane (¡el creador de Spawn!). Crítica asesina a la cultura capitalista. A no perderse, también: KoRn – Freak on a Leash, de Mc Farlane.

The Beatles – Hey Bulldog (1969) Soundtrack de la película Yellow Submarine (1969). Perros azules, vanguardia de United Artist, paranoia LSD y un riff de piano enloquecedor. 

The Ramones – Psycho Therapy (1983) Todo el cine clase B masticado, digerido y vomitado de la mano de uno de los clips más adorados por los cinéfilos adictos a lo bizarro. Precaución: ¡Adolescentes esquizoides!

The Rolling Stones – Love Is Strong (1994) Los Rollings tamaño Godzilla le cantan al “amor” en parodia Kaiju Eiga antes de la era Power Rangers.

A darle átomos!

Joyas novedosas o perlas escondidas de la última década. No las dejes caer en lo ignoto, amén.

30 Seconds to Mars – From Yesterday (2006) El gordini de Jared Leto, inspirado en el Período Dinastía China, reparte mensajes subliminales sostenidos en batallas a lo El Último Samurai (The Last Samurai, 2003) y Battle Royale (2000).

Belle and Sebastian – I’am a Cuckoo (2004) Maratón alegrete con matices visuales de The Verve – Bittersweet Symphony, pero menos cascarrabias y con más reclamos femeninos.

Death Cub for Cutie – A Movie Script Ending (2001) Histeria adolescida de una pareja de pibitos indie. La chica, bastante pesada. El tema, aparecido en la serie norteamericana de mongos platudos The O.C. ¿El resultado? Increíble!

Funeral for a Friend – Roses for the Dead (2006) Preguntas. Angustia emo. Dudas. Pulsión de muerte. No, no es Capusotto, es el polaquito desgarbado y su tendencia suicida post-hardcore en tiempos de “Tánatos venciendo a Eros”.

J.u.s.t.i.c.e. – Stress (2008) Los nuevos jóvenes franceses siguen con la espina del Mayo ’68. Inmigración, pandillas y electro-rock-violento. Gran joya del dúo de diseñadores galos. Un Día de Furia (Falling Down, 1992), un poroto.

Kasabian – Vlad The Impaler (2009) Spaghetti-Horror en la historia de un Val Helsing (2004) de féminas. ¿O Vlad es por Tepes, ergo Drácula?

Mogwai – Friend of the Night (2006) Blancura símil Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004), rojura símil El Resplandor (The Shining, 1980) y un trip hacia las profundidades de la mente: Viaje astral.

Roger Sanchez – Another Chance (2001) Melodía floral, sonidos con besos y un video que dan ganas de darle una manito a la protagonista. ¡Pobre chica! Corazones infelices e indiferentes al por mayor.

The Last Shadow Puppets – The Age of the Understatment (2008) Filmado integramente en Moscú por el hijo de Constantin Costa-Gavras, Romain Gavras, perteneciente al disco homónimo, el lado B de Arctic Monkeys amenaza con una posible Guerra Fría. ¡Imponente!

The Streets – Fit but you know it (2004) Canchereo callejero propiciado por el pelado borracho de Mike Skinners. Todo es muy british (“chips n drinks”). Hijito ideológico de lo retratado por Larry Clark en Kids, Golpe a Golpe (Kids, 1995) y Bully (2001).

¡Argentina, Argentina!

Tango, colectivo, birome, 6 a 1 con Bolivia... ¡Y video clips! Producciones nacionales de magíster envergadura.

Attaque 77 – Arranca Corazones (2005) Historia de amor con tintes FX, de la mano de los capos del HorrAR y del bajo presupuesto, FARSA Producciones. Bárbara Lombardo y Walter Cornás en idilio campestre.

Babasónicos – Los Calientes (2001) Provocación hormonal en parque de diversiones abandonado. Travellings, tomas aéreas y una fotografía digna de Dios. Pareja caliente con todas las ganas de... comerse a besos esta noche.

Fito Páez - Sasha, Sisí y el círculo de baba (1992) Adolfo Aristarain dirige a Cecilia Roth y a Eusebio Poncela en una mini película que cambiaría la historia del video clip argentino.

Gustavo Cerati – Crimen (2007) Mezcla de Rorschach de Watchmen: Los Vigilantes (Watchmen, 2009) con Sherlock Holmes de primera hora, Cerati se pone el traje de investigador para indagar en un crimen, aún, sin resolver.

Kapanga – Crece (2007) Otra vez los FARSA en un video sci-fi. Versión buena del engendro de La Tiendita de los Horrores (The Little Shop of Horrors, 1960) y primo postizo de Pinocho. Final con alusión a E.T., El Extraterrestre (E.T., 1982) ¡Cinefilia!

Massacre – Querida Eugenia (2001) Logias secretas. Proto-civilizaciones rindiendo culto a X divinidad. Oscurantismo medieval de la Nueva Babilonia. El viaje a la Luna sin George Meliés pero con el gordo Wallas de piloto. Simbología y decodificaciones, aseguradas.

Las Pelotas – Capitán América (1997) Lectura crítica de la insinuación neoliberal y del menemismo como sinónimo de hedonismo atroz. Ante todo, América del Sur: Yankees go home!

León Gieco – Ojo con los Orozco (1997) Rimas asesinas perpetuadas por el rocker más comprometido del país. Contest semiológico de una familia exageradamente especial. Cameos de grosos de la TV argentina (Lalo Mir, Alfredo Casero, Leo Sbaraglia, Enrique Pinti, etc.).

Los Auténticos Decadentes – La Guitarra (1995) Guillermo Nimo en su ¿actuación? más espectacular. Vagancia huevona y pancha declaración de principios. ¡Nadie quiere trabajar!

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota – Masacre en el Puticlub (1988) Barullo populacho ilustrado por el sonado trazo de Rocambole. Rock fuerte en el puticlub que atina con construcciones míticas del hampa y la bohemia. Metáforas políticas y lugares comunes de cabarulos. Una lección de vida.

Los video clips han sido, siempre, grandes narradores de historias. Según pasan los años su efectividad no se disipa y su ocurrencia aumenta a velocidades sónicas. ¿Es valido considerar a un video clip musical como un cortometraje cinematográfico? Si cuentan historias, se sostienen en personajes o simplemente son parte de la contemplación artística, por supuesto que sí. Sea como sea la cuestión, para regocijo de Immanuel Kant, la imagen es imperativa: ¡Gloria a los video clips!

Comentarios